recinto camara de diputados bonaerenseLa Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires acaba de sancionar la emergencia administrativa para todos los organismos públicos de la provincia. A pesar de la fuerte protesta y movilización que realizaron los gremios en la capital provincial, no pudieron torcer el rumbo marcado por la gobernadora María Eugenia Vidal y el proyecto que ya había sido aprobado en la Cámara de Senadores, se convirtió en ley.

El oficialismo de Cambiemos con el apoyo del Frente Renovador logró las 2/3 partes de los votos para poder conquistar una de las emergencias más cuestionadas desde la asunción de Maria Eugenia Vidal.

Recordemos que meses atrás la gobernadora había solicitado que se le de curso en la legislatura a dos emergencias que consideraban muy importantes para la gestión, como lo fueron la emergencia en Infraestructura y la emergencia en el sistema penitenciario provincial. Hoy, logró su tercera victoria en territorio legislativo y fue de la mano del Frente Renovador que consiguió la Emergencia Administrativa.

Para vencer la resistencia de los diputados que responden a Sergio Massa , el ministro de Trabajo provincial, Marcelo Villegas, le envió un carta al bloque del Frente Renovador en la que promete correcciones a la hora de reglamentar la ley, estableciendo que los contratos provinciales que hoy ampara la ley 10.430 no serán flexibilizados.

El kirchnerismo, dividido en tres bloques diferentes y con muchos problemas internos decidió votar en contra. Desde el bloque FPV-PJ, su voz cantante, Walter Abarca decía «Este Proyecto de Ley de Emergencia Administrativa es un aumento encubierto para la planta política del Poder Ejecutivo, esta ley que la gobernadora intenta votar es el ingreso de la Ceocracia al estado provincial».

Por su parte, Guillermo Kane del Frente Izquierda, quien se opuso a la Emergencia Administrativa sostuvo que «esta ley permite avanzar con sesantías de los ministros y también esta ley permite que los concejos escolares contraten empresas privadas para llevar adelante las tareas de los cocineros o maestranzas de las escuelas».