El bloque de diputados del Frente para la Victoria adelantó hoy que van a «rechazar el decreto» firmado por el Gobierno para «desburocratizar el Estado», por entender que «no cumple con ninguno de los requisitos que la Constitución Nacional prevé».

Así lo anunciaron durante una conferencia de prensa que encabezó el jefe de la bancada, Agustín Rossi, horas antes de que la medida sea tratada en la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo del Congreso.

«Esta tarde a las 15:30 (cuando comience el debate) los representantes que tiene el Frente para la Victoria-PJ, la senadora (Anabel) Fernández Sagasti, el diputado (Marcos) Cleri y el diputado (Máximo) Kirchner van a expresar nuestra opinión en la Comisión Bicameral, que va a ser propiciando el rechazo de este decreto», anunció Rossi.

El dirigente kirchnerista resaltó que este tipo de herramientas «tienen validez hasta el momento en el que sean rechazados por ambas Cámaras».

«Claramente este Decreto de Necesidad y Urgencia no cumple con ninguno de los requisitos que la Constitución Nacional prevé», sostuvo el diputado Agustín Rossi.

El referente kirchnerista consideró que esta medida «vulnera y se atribuye facultades que le son propias al Congreso» y resaltó que «los propios funcionarios reconocieron que han estado tres o cuatro meses trabajando en la elaboración» del texto que después firmó el presidente Mauricio Macri.

El legislador precisó que este DNU «aborda diferentes temáticas, algunas de las cuales ninguno podría estar en desacuerdo, como el trámite habilitante para tener el carnet de cuatriciclo», pero aclaró que también establece otras modificaciones con las que el partido «seguramente tendrá una mirada fuertemente crítica».

«Es notable como el Gobierno por un lado emite este mega decreto y por otro lado no convoca a sesiones extraordinarias para el mes de febrero, con lo cual lo que nosotros visualizamos es que hay un claro intento del presidente Mauricio Macri de obviar los trámites ordinarios en cuanto a la sanción de leyes», explicó.

En este sentido, el diputado indicó que las autoridades nacionales «evitan el normal funcionamiento del Congreso» porque «seguramente la discusión por la reforma previsional les dejó un gusto amargo».

Fuente: Noticias Argentinas