diputados-nacionEl proyecto de ley aparece como uno de los focos de controversia en la discusión de la reforma electoral. En tanto, el Senado advierte que podría modificarlo.

El proyecto de ley de paridad de género aparece como uno de los principales focos de controversia en la discusión de la reforma electoral que se da en la Cámara de Diputados, en tanto que el Senado podría modificarlo en base a una iniciativa propia.

Así se lo hizo saber la semana pasada el jefe del bloque de senadores del PJ-FPV, Miguel Ángel Pichetto, al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, según supo NA, con lo cual la paridad de género, que es parte integral de la reforma electoral que impulsa el Gobierno, podría ver demorada su sanción.

Ocurre que el proyecto de la Cámara de Diputados dispone que la paridad se aplique en las listas de candidatos para las elecciones primarias (PASO) y generales, mientras que la iniciativa del Senado, presentada por la senadora Marina Riofrío (PJ-FPV) alcanza también a la elección de parlamentarios del Mercosur y a la estructura interna de los partidos políticos.

Al igual que la iniciativa de Diputados, la del Senado (que ya tiene dictamen de comisión) dispone que las listas de candidatos deben integrarse por hombres y mujeres de manera intercalada, pero agrega que en las elecciones de autoridades de partidos políticos las listas también deben estar integradas mitad por hombres y mitad por mujeres.

Si el proyecto sobre paridad de género es aprobado por la Cámara de Diputados tal como está, pero el Senado lo modifica de acuerdo a su propia iniciativa deberá devolverlo para que sea debatido nuevamente y esto dilataría la sanción de la ley definitiva.