En el día Mundial contra la Trata de Personas la Defensoría del Pueblo bonaerense pidió articular entre todas las instituciones del Estado para ponerle fin a esta problemática.
La Defensoría del Pueblo bonaerense destacó el trabajo realizado por la Organización de las Naciones Unidas que designó el 30 de julio como una fecha necesaria para concientizar sobre la situación de las víctimas del tráfico humano y poder promocionar sus derechos.

En esta línea Guido Lorenzino expresó su preocupación y planteó que “es importante generar políticas públicas concretas para la prevención y erradicación de la trata de personas”. Y agregó: “Son temas complejos que requieren de un abordaje integral y coordinado por parte de todos los poderes del Estado”.

La trata de personas es un delito que explota a mujeres, niños, niñas, personas travestis y trans con numerosos propósitos, incluidos el trabajo forzoso y la prostitución. Según información de la Organización Internacional del Trabajo se calcula que casi 21 millones de personas en el mundo son víctimas de estas redes de corrupción.

Para finalizar, Lorenzino puso a disposición las herramientas institucionales de la Defensoría, y se comprometió con los distintos poderes del Estado provincial para hacerle frente a esta problemática que afecta a todos los argentinos.
Fuente: Defensoría del pueblo