El presidente del Banco Ciudad, Javier Ortiz Batalla, dio el puntapié inicial al Seminario “Implementación del protocolo de finanzas sostenibles – Incorporando experiencias” organizado por la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo (ALIDE), donde destacó la creación del primer protocolo de finanzas sostenibles del país.

En la apertura del Seminario, realizado en la Casa Matriz de la banca pública porteña, Ortiz Batalla destacó los avances realizados en “el primer protocolo de finanzas sostenibles de Argentina” y subrayó que el protocolo alcanzado “fue el resultado de 18 entidades firmantes junto con el BID Invest, el brazo inversor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y la Fundación Vida Silvestre”.

“Nos hemos comprometido a trabajar en cuatro ejes: el desarrollo de políticas internas, la creación de servicios y productos financieros, la optimización de los análisis para riesgos ambientales, y la cultura de sostenibilidad”, puntualizó el titular del Ciudad.

A su vez, señaló que “existe un retraso relativo de Argentina en esta materia, en comparación con otras economías de la región”, pero aseguró que “en estos últimos tiempos se produjo un importante impulso, tendiente a revertir los procesos de pérdida del autoabastecimiento energético alcanzado en la última década de fin del siglo pasado”.

Por otra parte, indicó que “la concreción de proyectos asociados a energías renovables, llevó a que muchos bancos bajáramos las barreras y permitiéramos el acceso a financiamiento adecuado”, y remarcó que las entidades financieras comenzaron “a trabajar con organismos multilaterales de créditos para conseguir fondeo de largo plazo a tasas razonables”.

Precisó también que “el Banco Ciudad resultó adjudicatario de proyectos en todas la rondas del programa Renovar” de desarrollo de proyectos de generación de energías alternativas, y remarcó que “hay una cartera de préstamos verdes dentro de la general del banco”.

Al respecto, detalló que “ya se aprobaron préstanos verdes por US$ 40 millones, lo que representa el 10% del patrimonio neto del banco”, y destacó que “se trata de seis proyectos de energías renovables, de los cuales dos son de energía solar, dos de biomasa y dos de aprovechamientos hidroeléctricos”.

Ortiz Batalla también destacó que “en momentos de cierta tensión macroeconómica, el sistema financiero doméstico, a diferencia de otros momentos de nuestra historia, actuó como amortiguador y no propagador de la crisis”.
Puntualizó que esto se debió a “la solvencia de sistema, donde en promedio el retorno al patrimonio (ROE), fue apenas inferior a la inflación, pero por encima de muchas actividades económicas”.

También remarcó “el elevado nivel de liquidez, que permitió afrontar una salida importante de dólares después de las PASO que fue del 40%, sin afectar a las entidades”.

Además subrayó que “no hubo descalce de monedas, lo cual facilitó la capacidad de repago de los créditos y tener un sistema calzado”, y añadió que “existen bajos niveles de morosidad que en junio alcanzaron al 4,7% en créditos al sector privado, de los 3,3% fue a nivel empresas, y en los hipotecarios UVA apenas un 0,4%”.

Finalmente, Ortiz Batalla agregó que: “En el caso del Banco Ciudad, nuestra solidez, no sólo en términos ambientales y sociales, sino también desde el punto de vista financiero y operativo, nos permite cumplir con nuestra impronta de banca social y de desarrollo, y estar muy activos durante la actual coyuntura junto a las PyMEs y los habitantes de la ciudad de Buenos Aires”.

Por su parte, el presidente del Banco Provincia, Juan Curutchet, precisó que en la entidad bonaerense se viene trabajando en los últimos años en “incorporar mejores prácticas y políticas internacionales a nuestros objetivos”. Entre ellos, destacó que está la decisión de “impulsar proyectos vinculados a principios ambientales, sociales y buen gobierno”, y aseguró que “hay todo un esfuerzo de construir una banca sustentable”.