Trabajadores del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) se declararon hoy «en alerta y movilización» ante la decisión del organismo de despedir a 80 empleados por «incumplimiento laboral» derivado de presuntas inasistencias.

Esta mañana, en la sede porteña del organismo, ubicada en la Avenida Julio A. Roca al 600, a una cuadra de la Plaza de Mayo, se había dispuesto un operativo para controlar el ingreso de los trabajadores.
Empleados que hacían fila para ingresar expresaron que para entrar debían dar su nombre: «Hay un control que pide identificarnos. Si estamos en la lista de los 80 telegramas enviados, no nos dejarán pasar».

Frente al organismo se dispuso la presencia de dos móviles de la Policía Federal, ante la posibilidad de que se produzcan incidentes. Hace dos semanas, el director del INDEC, Jorge Todesca, realizó una denuncia penal contra trabajadores que apagaron los servidores del organismo.

En ese marco, la delegación del Ministerio de Hacienda del gremio UPCN se declaró «en estado de alerta y movilización» ante lo que describieron como «una nueva provocación de Todesca» por la «ola de despidos injustificados».

«Es un nuevo ataque por parte de la dirección del Instituto de un modo provocativo y autoritario. Basta de hostigamiento a los trabajadores», pidieron los sindicalistas, que anunciaron una asamblea general para mañana a las 13 en la Planta Baja del organismo.

Fuentes del INDEC citadas por el diario La Nación dijeron que entre los desplazados hay personas que tenían hasta 103 días de inasistencia al año, sin tener en cuenta enfermedad, licencia o embarazo. «Son personas que trabajaban uno de cada tres días», estimaron las fuentes.

 

Fuente: www.dyn.com.ar