El Ministerio de Seguridad bonaerense separó de la fuerza a 18 efectivos de la Policía Local de La Plata porque no superaron las pruebas psicofísicas para ejercer la función.

Los agentes desafectados se suman a los 45 que ya habían sido separados de la fuerza en enero último por el mismo motivo, por lo que de la planta original de 1.013 efectivos locales de La Plata quedó ahora en 950. Sin embargo, de ese total, unos 200 se encuentran con licencias médicas por distintos motivos, por lo que sólo hay unos 750 efectivos en actividad.

El examen efectuado por la Junta Médica Superior de la cartera provincial y la Escuela de Policía Coronel Dantas evaluó nuevamente a los agentes de las fuerzas locales, debido a los cuestionamientos que tenían dada la formación que habían recibido, de sólo seis meses.

En los nuevos exámenes, se realizó la evaluación física y psicológica y, tras varias entrevistas, los oficiales observados, fueron declarados no aptos para la función.

 

Fuente: www.dib.com.ar