Dirigentes sociales denunciaron que la Policía Local del partido bonaerense de Lanús reprimió con balas de goma y gas pimienta el merendero «Cartoneritos» del barrio de Villa Caraza y luego «torturó» a un menor y a un adulto a los que se llevaron detenidos del lugar, mientras que desde el gobierno municipal negaron las acusaciones.

Según informaron los integrantes del Movimientos de Trabajadores Excluidos (MTE), que maneja el merendero, los efectivos policiales «irrumpieron violentamente» ayer a la tarde al lugar «sin explicación alguna, y reprimieron a mansalva a niños y adolescentes, rompieron todo el comedor, tiraron gas pimienta», por lo que hay «chicos lastimados».

Esta mañana, el secretario de Seguridad de Lanús, Diego Kravetz, dijo que la Policía Local actuó en el lugar porque «buscaba a un homicida prófugo que se metió por la ventana del merendero» y aseguró que las fuerzas de seguridad sólo tiraron gas pimienta para «dispersar» a los vecinos que se negaban a las detenciones.

El referente nacional de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) Juan Grabois, quien llegó al lugar dos horas después del hecho, relató que «ayer hubo una irrupción intempestiva de la Policía en un lugar en el que había pibes comiendo, había señoras preparando leche para esos pibes y había jóvenes dando apoyo escolar».

«Una banda desaforada de delincuentes vestida de uniforme de la Policía Local de la Municipalidad de Lanús comandada por Kravetz, que estaba de cuerpo presente en el lugar, irrumpió por puertas y ventanas en el lugar disparando perdigones de goma, tirando gas pimienta, dando palazos, tirando ollas, golpeando muy fuerte a tres personas y tirando una pibita en silla de ruedas», denunció el dirigente.

Sin embargo, Kravetz puntualizó que ayer «hubo un operativo conjunto entre Lomas de Zamora y Lanús de control de motos y autos» y en ese contexto se identificó a un delincuente acusado de homicidio quien, según el funcionario, «se escondió en el merendero».

«Muchos vecinos empezaron a tirarles piedras a los patrulleros para que no se lleven a dos detenidos por resistencia a la autoridad, ahí es cuando se tira gas pimienta, que es una medida defensiva para poder salir de ahí», aseguró Kravetz, quien enfatizó que «no hay ningún chico herido, porque no había chicos dentro del merendero» al momento del incidente.

Además de los hechos de represión, Grabois denunció que durante el operativo «primero se llevaron a cuatro pibes detenidos, a dos los descartaron al toque, y después se llevaron a uno de 24 años y otro de 16 años, que son trabajadores de cooperativas de cartoneros».

El dirigente social contó que el menor y el adulto fueron liberados pasada la medianoche y llegaron a sus casas «muy golpeados» porque «los tuvieron detenidos desde las 19.30, los llevaron a lugares oscuros y les pegaron, los torturaron durante horas».

Tras estos incidentes, vecinos del barrio se manifestaron frente a la Comisaría 5ª de Villa Caraza y responsabilizaron al intendente Néstor Grindetti por el constante «hostigamiento» a los sectores populares.
Para Grabois, «lo del ladrón que dice Kravetz es todo una mentira porque no había nadie en el lugar, pero si hubiera pasado, tampoco justifica lo que hicieron», al tiempo que ejemplificó que «si entra un asesino a un jardín, no vas a entrar a los tiros al jardín para buscarlo». «No alcanza con separar a la Policía, acá hay responsabilidades políticas», sentenció el dirigente.

 

Fuente: www.dyn.com.ar (DyN)