Un relevamiento en dos escuelas del distrito de General Alvarado, donde se recogieron inquietudes de directivos y docentes y se tomó contacto directo con los alumnos, con la mira puesta en garantizar el derecho y el acceso a la educación, fundamentalmente de los sectores más postergados de la sociedad bonaerense, realizaron en forma conjunta la Defensoría del Pueblo y la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia.

En efecto, el Defensor Adjunto en Derechos Humanos y Salud, Marcelo Honores, junto al vicepresidente primero del Consejo General de Cultura y Educación, Diego Martínez, visitaron los establecimientos educativos Número 2 y la escuela rural que funciona en la Estancia “La Eufemia”, en Mar del Sud, además de tomar contacto previamente con las autoridades del Consejo Escolar y la jefatura distrital.

En Mar del Sud, una población distante a 15 kilómetros de Miramar, Honores y Martínez tomaron nota de todas las preocupaciones que plantearon directivos y docentes de la Escuela N°2, en el plano de cargos, infraestructura y servicios, además de tomar contacto directo con los chicos que concurren al establecimiento.

Asimismo, recorrieron las instalaciones del establecimiento que funciona en la Estancia “La Eufemia”, una escuela rural cercana a Mar del Sud, a donde centenares de chicos reciben formación académica – además de contención afectiva y espiritual- de lunes a viernes, para regresar a sus hogares los fines de semana.

Esa Escuela fue fundada en 1958 por Eufemia Carolina Otamendi, conocida como “La niña Eufemia” o “La madre Eufemia”, que consagró su vida y su fortuna al servicio de los más desprotegidos, a tal punto que hoy, a décadas de su desaparición física, su nombre y su figura permanece en la memoria colectiva de los lugareños que la recuerdan como “La Pastora de los pobres”.

Durante la actividad conjunta entre la Defensoría del Pueblo de la Provincia y la DGCyE, Honores y Martínez, recibieron inquietudes tendientes a optimizar la obra de características únicas que presta la Escuela de la estancia “La Eufemia”, que básicamente recibe a niños y niñas del distrito de General Alvarado y Mar del Plata y les permite completar su ciclo educativo.

“Nuestro compromiso con la educación nos obliga a conocer de primera mano y contribuir a garantizar el derecho a la educación de las personas más necesitadas de la Provincia, por eso escuchamos las voces de los que asumen el compromiso cotidiano de formar a nuestros chicos”, señaló Honores.

Honores destacó “la responsabilidad de la Defensoría y las acciones que despliega para plasmar un derecho humano fundamental como es el acceso a una educación de calidad”, y sostuvo que desde su adjuntía se apoya en la coordinación que acordó el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino, con el director de Escuelas, Gabriel Sánchez Sinny.

Martínez señaló la satisfacción que significa trabajar en conjunto con la Defensoría del Pueblo, acción que “permite contribuir a la solución de las problemáticas que afectan a los niños y niñas de la Provincia, que deben ser incluidos en el sistema educativo en lo que nosotros llamamos una inclusión efectiva”.

Fuente: Prensa Defensoría del Pueblo de Buenos Aires