“Pretendemos que este espacio no sea solo para debatir sino que sirva para que la ley tenga aplicación plena”, manifestó el Defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, en el Plenario Intersectorial del Órgano de Revisión Local de Salud Mental que revisa los temas pendientes en la aplicación de la normativa, en el anexo del Senado bonaerense.

Durante la presentación de las tareas realizadas y las propuestas del órgano de control que preside la Defensoría del Pueblo, Lorenzino expresó que “queremos aportar todos los días un avance concreto para la efectiva implementación de la normativa”.

“Nuestro objetivo es proteger los derechos de los pacientes que tiene algún padecimiento mental”, dijo el Defensor provincial, y en ese marco, destacó que “es importante contar con la colaboración de la ministra de Salud, Zulma Ortiz y el Procurador General de la Suprema Corte de Justicia, Julio Conte Grand”.

En esa línea, Lorenzino hizo hincapié en que “hay que emprender el esfuerzo desde la realidad y determinar acciones que apunten a la protección de la integridad de las personas y garantizar el efectivo cuidado de la salud mental como un derecho social”.

Por su parte, el Defensor del Pueblo Adjunto en Derechos Humanos y Usuarios de Servicios de Salud, Marcelo Honores, agradeció al plenario por el apoyo a la gestión que desplegó el Órgano de Revisión Local desde que la Defensoría está al frente y manifestó su satisfacción por el respaldo al rumbo que tendrá la institución de cara al 2017.

La secretaría ejecutiva hizo un repaso de las intervenciones del órgano de control vinculadas a los reclamos y denuncias de familiares de usuarios de salud mental, las notificaciones recibidas sobre internaciones involuntarias, sobre los fallecimientos de usuarios en contexto de internación, entre otras prácticas.

El Órgano de Revisión de la Ley de Salud Mental está conformado por funcionarios del Estado, de la Universidad de La Plata, representantes de organizaciones sociales y de derechos humanos, colegios profesionales.