Después  de que ayer fueran declarados en emergencia y desastre agropecuario otros 24 distritos, el total de partidos del interior bonaerense en esa condición ya alcanza en lo que va del año a 51 (el 46 por ciento del total) debido a la delicada situación por falta de agua que afecta a los campos de la provincia. Mas allá de que las lluvias de enero aliviaron en parte a muchas zonas, hay pérdidas en los cultivos de maíz y soja que no podrán recuperarse por efecto de las casi nulas precipitaciones de diciembre. General Alvear se encuentra entre los Distritos que está en observación.

La Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario bonaerense (Cedaba), que reúne, entre otros, al Ministerio de Asuntos Agrarios, el Banco Provincia y las entidades más representativas del campo bonaerense -Carbap, Federación Agraria, Sociedad Rural y Coninagro-, decidió declarar sólo la emergencia para 18 distritos, la emergencia y/o desastre para otros 6 y el desastre agropecuario para 1 más. En todos los casos, las declaraciones regirán entre el 1º de enero y el 30 de junio.

Bajo la primera declaración -emergencia- quedaron comprendidos Carmen de Areco, Chivilcoy, Brandsen, General Guido, General Las Heras, Lincoln, Magdalena, Maipú, Marcos Paz, Navarro, Ramallo, Roque Pérez, San Andrés de Giles, San Pedro, Suipacha, Tres Lomas, Zárate y diez circunscripciones de Coronel Dorrego.

En tanto, la «emergencia y/o desastre» se resolvió para los partidos de Adolfo Alsina, General Lavalle, Las Flores, Patagones, San Antonio de Areco. También quedaron comprendidas en ese estatus siete circunscripciones de Coronel Dorrego. En tanto, el único distrito donde se declaró el «desastre» a secas fue Coronel Rosales.

Beneficios

Ahora, los productores de todos estos partidos deberán presentar una declaración jurada de daños tras lo cual se determinará si acceden a los beneficios previstos. El tipo de beneficio está atado a la declaración en que cada distrito quedó incluido.

La emergencia agropecuaria alcanza a los campos afectados entre el 50 y el 70 por ciento y permite a los productores postergar sus obligaciones con el Banco Provincia y el pago de impuestos como el Inmobiliario Rural (IIR). El desastre alcanza a los campos con afectación superior al 70 por ciento y si bien también permite prorrogar las obligaciones con la banca pública exime directamente del pago del IIR.

En suspenso

Por su parte, la Cedaba tratará en su próxima reunión los pedidos de emergencia y/o desastre presentados por otros 17 distritos. Es que, según informó Asuntos Agrarios, hoy quedaron en «observación» algunos cuarteles de los partidos de Ayacucho, Castelli, Olavarría, General Alvear, Puán y Rauch. En tanto, se le dio entrada a las solicitudes de Tapalqué, San Nicolás, Lezama, General Viamonte, Arrecifes, Dolores, Cañuelas, General Arenales, Villarino, Monte, San Vicente, Capitán Sarmiento y Exaltación de la Cruz.

Los 23 distritos declarados ayer en emergencia y desastre se suman a otros 27 que había accedido a ese estatus en las reuniones de la Cedaba del 5 y el 18 de enero.