El diputado y ex ministro de Planificación kirchnerista Julio De Vido, detenido en la cárcel de Ezeiza, advirtió hoy que en la Argentina «el estado de derecho está roto o simplemente no existe» y, al denunciar que está preso en dos causas «sin juicio ni condena previa», habló de «hipócritas de uno y otro lado».

En una carta abierta publicada desde su lugar de detención, el diputado volvió a manifestarse inocente en los casos por presunta corrupción en la compra de gas licuado y el desvío de fondos en la mina de Río Turbio y aseguró: «Estoy detenido sin juicio previo en dos causas por delitos que no están probados, y de los que nunca pude haber sido el actor por falta de acción».

«Es decir, que con las misiones y funciones que me atribuía la ley, aunque se hubieran cometido, yo nunca los hubiera podido cometer», resaltó, tras lo cual alertó: «En la Argentina el estado derecho está roto o simplemente no existe y los hipócritas de uno y otro lado miran para el costado. Si no, pregúntenmelo a mí».

Fuente: Agencia Diarios y Noticias (DyN)