En el marco de los diversos Programas de Prevención y Trabajo que se desarrollan desde la Secretaria de Gobierno desde el inicio de la gestión, se clausuró este viernes un depósito ilegal de piedra granítica y arena que se encuentra en la Ruta Nacional 3 km 310, a muy pocos kilómetros de la rotonda de ésta con la Ruta Provincial 226. También se infraccionaron camiones que se encontraban en ese momento en el lugar.

El Secretario de Gobierno Mauro Grandicelli destacó la importancia de esta clausura y recordó que «la seguridad vial en todos los aspectos es una política de estado para la gestión de José Inza».

El funcionario detalló que esta clausura fue posible gracias a una investigación que se estaba realizando desde hacía tiempo en este depósito a cielo abierto, donde se había podido verificar, y a raiz de inquietudes de periodistas y concejales, la existencia de un espacio donde se almacenaban estos elementos.

Con respecto a la metodología de trabajo de estas personas, detalló «los camiones iban a Olavarría, cargaban piedra hasta el peso permitido por ley que es de 30.000 Kg. Luego venían a este depósito clandestino, descargaban el contenido y volvían vacíos a Olavarría. Posteriormente cargaban nuevamente 30.000 kg, y en este depósito recargaban y partían con exceso de carga. Esto perjudica no solamente el estado del asfalto de algunas arterias de la ciudad, sino también genera un incremento innecesario en la circulación y una complicación en materia de Seguridad Vial, poniendo en riesgo a la población. A su vez es una problemática para las Rutas 3 y 51. Si bien estas rutas no son competencia del Estado Municipal, con este  procedimiento lo que hemos hecho es ayudar a las autoridades que sí tienen competencia».

En el momento de arribo del personal municipal se pudo verificar que había alrededor de 8 camiones y una pala mecánica realizando estas maniobras. Se convocó a la policía para reforzar el operativo con el objetivo de evitar que hubiera un hecho de violencia.

Luego de comprobar que las tareas eran ilegales, se procedió a la clausura de este predio por ser clandestino y por no contar con la habilitación necesaria.

Posteriormente se escoltó a los camiones hasta la balanza que gentilmente facilitó la Sociedad Rural de Azul, y con esta acción se pudo concretar satisfactoriamente el operativo. Allí se constató que existía un exceso en la carga de mas de 15.000 Kg. Se decomisó el excedente de carga y se labraron las actuaciones del caso.

Desde el área de Control Urbano se obtuvieron diversas pruebas para finalmente poner a disposición del Juez de Faltas. Las mismas serán giradas el lunes para continuar con los pasos correspondientes.

«Esto es parte integral del programa general que venimos desarrollando, que vamos a seguir intensificando desde el Gobierno Municipal y que desarticuló una metodología que se estaba arraigando en la zona. Es el punto de inicio en el control estricto que vamos a hacer en relación a la sobrecarga de camiones. La irresponsabilidad que algunos tienen al momento de manejarse dentro de la ciudad, generando un riesgo innecesario, va a ser investigada y penada», subrayó Grandicelli.

El Secretario de Gobierno aseguró que «se hará un control más efectivo para revertir esta situación». Recordó que, a raíz de la implementación de políticas públicas eficientes, se han podido revertir otras problemáticas para la Seguridad Vial. «Algunas se han solucionado y otras requieren de nuestro esfuerzo para encontrarle una solución a corto plazo», finalizó.