El intendente José Inza ,acompañado por su equipo de gobierno, realizó declaraciones acerca del conflicto entre el Departamento Ejecutivo y el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales del Partido de Azul (SOEMPA).

En este sentido, el Intendente detalló que “ayer mis representantes se hicieron presentes en la audiencia de partes en la delegación local del Ministerio de Trabajo, allí establecimos nuestra posición, la postura del gobierno, ante la actitud prematura que tomó este gremio y que tiene intereses no sólo gremiales sino políticos”.

Más adelante, explicó que “bajo las condiciones que el sindicato pretende imponer no podemos negociar pautas salariales ni otras cuestiones que puedan plantear”.

Asimismo, el jefe comunal recordó que “hemos estado mediatizando una situación financiera heredada de la gestión del ex intendente Duclós que en sus últimos tramos resultó nefasta desde lo económico y nos ha dejado una deuda muy elevada ya que finalizó el gobierno acusando una deuda flotante de 15 millones de pesos y hoy estamos estimando que es de 27 millones”.

Por ello, Inza señaló que se está trabajando “en un plano de austeridad para establecer una ingeniería financiera que nos permita presentar una buena propuesta a los empleados”.

Entre las variables que se analizan en este contexto, el mandatario comunal enumeró el presupuesto municipal aún no aprobado por el Concejo Deliberante, el valor de las tasas impositivas y otras paritarias gremiales que sirvan de parámetros de acción.

“No cederemos a presiones porque tenemos una responsabilidad muy grande frente al pueblo de Azul y no podemos rifar el Municipio por atender un reclamo gremial político”-recalcó.

En tanto, el Intendente destacó que “nunca un gremio ha planteado un reclamo de estas características a una gestión que al iniciarse el conflicto tenía menos de 30 días de gobierno; por ello decimos que el reclamo se ve prematuro e injustificado y demuestra muy claramente que hay un transfondo político, ya que si bien puede haber un reclamo justo en el medio que queremos ver cómo solucionarlo, sobre el mismo hay intereses económicos y políticos que están fogoneando esta situación”.

Al respecto, agregó que “apelamos al apoyo de todas las fuerzas políticas que represento -tanto como Intendente como desde el Frente para la Victoria- y de todos los azuleños para seguir avanzando en nuestra gestión”.

Por último, Inza concluyó que “entiendo que estas cosas pasan porque estamos trabajando, haciendo lo que dijimos que íbamos a hacer en la campaña electoral, estamos cumpliendo con los proyectos; obviamente el signo político es diferente, la orientación es diferente y esto está molestando a varios intereses de distinto orden”.