pymes_02La ley 27.264 aprobada por el Congreso en julio último establece, entre otras medidas, un incremento del 50% de la asistencia que se le otorga a las PyMEs, mediante el Programa de Recuperación Productiva para Pymes (REPRO) y permite a las micro y pequeñas empresas pagar el impuesto al IVA a los 90 días de su facturación, mientras que las medianas lo tendrán que hacer en forma trimestral.

Asimismo, aplica un aumento del 8 al 10% en el porcentaje de la inversión que se puede desgravar del Impuesto a las Ganancias, y elimina el Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta, que las Pymes debían abonar sin saber siquiera si iban a tener ganancias o no.

Al respecto el senador sanjuanino Roberto Basualdo, presidente de la Comisión de Economías Regionales, Micro, Pequeña y Mediana Empresa del Senado resaltó: «Todos hablamos de las Pymes, sobre todo en campaña, pero a lo largo de la historia los gobiernos en la Argentina se dedicaron a castigar con impuestos a los encargados de producir y generar trabajo genuino, es por eso que celebramos en gran manera la reglamentación de esta Ley».

Sobre el trabajo en el Congreso nacional, Basualdo remarcó: «Se nos está cumpliendo un sueño. Desde hace más de 10 años que venimos trabajando con senadores de todos los colores políticos y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa diferentes proyectos para beneficiar a las pymes».