Cristina Fernández de Kirchner recibió hoy a las médicas Patricias Rosemberg y Cecilia Zerbo, desplazadas de la conducción de la maternidad “Estela de Carlotto” hace un mes por el gobierno de María Eugenia Vidal, un movimiento por el cual la ex presidenta criticó a al atribuirlo a “motivos políticos”.

“Hoy estuve con las directoras de la Maternidad de Moreno Estela de Carlotto (MEC), la doctora Patricia Rosemberg y Cecilia Zerbo”, comunicó CFK. Y agregó: “A las dos la Gobernación Vidal les pidió su renuncia”. Cristina se preguntó “por qué” y se respondió “por haber invitado a Estela de Carlotto a participar de unas jornadas en dicha maternidad”.

De esa manera, Cristina Fernández de Kirchner avaló la denuncia de Rosemberg y Zerbo, que habían denunciado persecución política por parte de la ministra de Salud de la Provincia, Zulma Ortiz, quien nombró la semana pasada al frente de la Maternidad a Flavia Raineri, una médica que viene de la gestión anterior.

Explícitamente, Cristina dijo que Rosemberg y Zerbo fueron “despedidas por motivos políticos”, lo que Ortiz –y por extensión Vidal- buscaron desmentir con el nombramiento de Raineri y un comunicado en el que aseguraron que la médica buscará “potenciar el modelo (de gestión) aplicado (por sus predecesoras” y hacerlo extensivo a otras maternidades de baja complejidad de toda la provincia de Buenos Aires”.