Esta mañana, el intendente municipal de Azul, José Inza acompañado por el secretario de Gobierno Mauro Grandicelli, anunció la pronta instalación del Centro de Monitoreo para protección de la Seguridad Ciudadana que pondrá en marcha el Gobierno Municipal desde este año. El mismo tendrá como objetivo la prevención a través de la instalación de cámaras de vigilancia en distintos lugares estratégicos de la ciudad de Azul.

Luego de realizado el correspondiente llamado a licitación, según indicó el jefe comunal “está todo listo para arrancar y la empresa ya está seleccionada”. Además aclaró que “como ha habido un retraso desde Provincia, hemos decidido desde el Ejecutivo avanzar con fondos propios en la compra y la instalación de las cámaras”.

El intendente destacó el trabajo de gestión y remarcó que “la idea es tener turnos rotativos, seguramente van a ser tres turnos de ocho horas que cubran las 24 horas de control dentro del programa de seguridad ciudadana que se está llevando a adelante, con empleados municipales en combinación con policía de la Provincia colaborando en cualquier situación para acudir a donde pueda haber algún evento”

Inza estimó que “en un mes aproximadamente ya van a estar funcionando las cámaras en Azul”.

Por su parte, Grandicelli detalló “el importe son trescientos noventa y tres mil pesos y son 13 cámaras. La licitación estipulaba 10 pero nosotros pudimos extenderla a 13, entre ella, dos domos y la idea es la cobertura de lugares estratégicos de la ciudad, ya sea, ingresos, radio céntrico, sector balneario, algunos lugares con congestión, tanto en el tránsito como en la salida de los locales bailables, sector de la plaza, terminal. Algunas cámaras se podrán instalar en la zona del balneario, por ejemplo, y cuando sea la época de invierno que no hay tanta gente ahí, correrlas al centro o a sectores de mayor congestión de gente”.

El funcionario agregó que “el intendente ha entendido que la instalación de cámaras de seguridad es una herramienta fundamental para el conjunto de la ciudadanía, brinda una herramienta más para coadyudar con la tarea de seguridad que presta la Provincia de Buenos Aires a través de la policía. En éste contexto es que se toma la decisión de financiar con fondos propios el monto total de la obra y gestionar en la Provincia el reembolso de estos fondos”.

“Nos vamos a reunir con la empresa y esperamos que prontamente den inicio con las tareas de instalación de las cámaras. El centro de monitoreo se ubicará en la dependencia de Control Urbano, el manejo y la administración va a ser por personal municipal, y vamos a tener un nexo constante con el sector de emergencia de la policía de la Provincia para que pueda actuar en la prevención del delito, tenemos personal que va a ser capacitado”, consignó.

El secretario de Gobierno subrayó que “la licitación se ha hecho con todos los protocolos internacionales que hacen hincapié en resguardar la intimidad de las personas y poder usar está herramienta en beneficio de la prevención del

 delito. También, sirve como herramienta fundamental para esclarecer hechos una vez que se produzcan y ponerlo a disposición de la justica”.

Para que el servicio sea eficiente, la capacitación de los empleados debe ir de la mano de la instalación, para ir incorporando los detalles técnicos y de maniobra de estos equipos, tanto en el lugar del monitoreo como en la instalación de las cámaras en diferentes puntos de la ciudad. Por este motivo es que en forma paralela se va a ir haciendo las capacitaciones. Además se generarán vínculos con otros municipios donde el sistema integral ya está en funcionamiento.

“Esto ha sido anunciado en varios períodos legislativos y es esta administración la que toma la decisión de utilizar fondos propios para poner en práctica esta herramienta dentro de un programa de seguridad ciudadana que vamos a implementar. El trabajo que hacen en conjunto la Provincia y el municipio en donde se invierten un millón de pesos anuales en favor de la policía por concepto de combustible, la reparación de vehículos también es importante, el municipio solventa el alquiler de buena parte de las dependencias municipales. Ahora estamos con la tarea de ver sí podemos colaborar con la comisaría primera que tiene clausurada las instalaciones por orden judicial porque no tenían la instalación de gas en forma correcta. El compromiso de la gestión en seguridad es absoluta y hoy se puede mostrar con todo este equipo”, subrayó Grandicelli.

Si bien el Partido de Azul no es afectado a grandes niveles en materia de inseguridad, el funcionario sostuvo que “debemos escuchar las demandas de los vecinos como de las entidades intermedias”.

Consultado sobre la llegada de nuevos patrulleros a la ciudad, el secretario detalló que “algunos se han entregado y otros se están gestionando para completar la entrega en el más corto plazo posible. Sabemos que por atrasos en el pago a los proveedores desde la Provincia se ha retrasado la entrega, estamos a la espera de que se solucione este inconveniente”.