El fiscal Fernando Cartasegna, habló luego de salir del Hospital, y dijo hoy «no» entender «muy bien qué» le pasó ayer cuando fue golpeado, maniatado y encerrado en su despacho por una persona, hecho que consideró «bastante fuerte» y que pidió que se «investigue».

«Quiero llevarle tranquilidad a la gente que me quiere, estoy bien, un poco lento para hablar, pero estoy bien», expresó el funcionario, que, si bien recibió el alta médica esta mañana del Hospital Italiano de La Plata, continuaba con medicación.

«No puedo contar (mucho), me pidió la fiscal (Ana Medina) que tenga mucha prudencia, por cómo fue el hecho. No entiendo bien qué me pasó. Fue bastante fuerte, es cuestión de que lo investiguen», dijo el funcionario a Radio El Mundo.

Cabe recordar que el fiscal de La Plata Fernando Cartasegna, quien tiene a su cargo una investigación por corrupción policial y varias causas por trata de personas, fue encontrado ayer golpeado, con un cable en el cuello, y atado de pies y manos en su despacho del Palacio de Tribunales en el centro de la capital provincial.

Antes de huir, el atacante dejó escrito en el piso con azúcar la palabra «Nisman», el apellido del fiscal hallado muerto en 2015.

 

Fuente: dyn.com.ar (DyN)