El ministro de Producción, Francisco Cabrera, manifestó hoy su esperanza de que la crisis política que afecta a Brasil no afecte a la recuperación de la economía del país vecino, en tanto que abogó por simplificar el comercio bilateral.

Cabrera expresó estos conceptos al abrir un seminario sobre comercio exterior y pymes junto al embajador de Brasil, Sergio Danese, ofrecido en la sede de la representación diplomática en Buenos Aires. «Esperemos que se separe la crisis política de una eventual crisis económica. El comercio en los últimos años había caído muy fuerte y por eso la situación ha tenido un impacto bajo en el intercambio», dijo Cabrera en diálogo con periodistas.

Al abrir el encuentro, el ministro renovó el «profundo compromiso» del gobierno de Mauricio Macri con el Mercosur, al tiempo que consideró que con el gobierno de Michel Temer «tenemos el mismo diagnóstico» sobre la situación del proceso de integración. El funcionario indicó que para mejorar el proceso de integración productiva «es necesario que haya más diálogo entre las pymes» de los dos países, y consideró que «es un ejemplo» el acuerdo automotriz vigente para el sector que contempla una planificación del tipo modelo que se produce en cada país.
Cabrera coincidió con funcionarios brasileños en que existe una «Cordillera de los Andes» burocrática que complica el flujo de comercio entre ambas naciones.

Por su lado, Danese coincidió en que «hay que desburocratizar el comercio» entre ambos socios del Mercosur, al asegurar que tanto el mercado de Argentina como el de Brasil constituye la «primera experiencia» de comercio exterior de las pymes de los dos países. El representante del Gobierno de Brasil indicó que en su país existen 11,5 millones de pequeñas y medianas empresas, que representan el 44 por ciento del PBI y generan el 50 por ciento del empleo en ese país.  Al respecto, el presidente del SEBRAE, la agencia de promoción de pymes de Brasil, Guilherme Afif Domingos, coincidió en que existe una «Cordillera de Los Andes de trámites» en la relación comercial.
El funcionario consideró que «la globalización no llegó a las pymes, porque solo se produjo entre las grandes empresas».

Afif Domingos sostuvo que «las grandes corporaciones tienen departamentos enteros dedicados a saltar las barreras al comercio, mientras que las pequeñas están en desventajas». Al referirse a la crisis política de su país coincidió con Cabrera en que «la economía va a ir encontrando su curso» por lo que confió que no va a afectar a la recuperación del país.

En representación del sector privado participaron el titular de la Cámara de Comercio Agentino Brasileña (CAMBRAS), Jorge Zabaleta, y el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Fabián Tarrío. Zabaleta señaló que «en el último año y medio se avanzó muchísimo» en materia de simplificación del comercio internacional, mientras que Tarrío consideró que «el Gobierno entiende y comprende la problemática» de las pymes.

Fuente: Agencia Diarios y Noticias (DyN)