El exvicepresidente Amado Boudou apeló hoy el cierre de la causa por la cual se investigaba la filtración de imágenes que le tomaron en su departamento al ser detenido, en noviembre del año pasado.

Boudou apeló el fallo el fallo del juez Sebastián Ramos que sobreseyó a tres prefectos -Alejandro Montes, Diego Martín Muñoz y David Sebastián Fernández- al considerar que «tal agravio no comporta exclusivamente un delito penal».

Según señaló el juez, «no excita a la persecución penal, teniendo el potencial damnificado las herramientas civiles necesarias como para que un juez con competencia en tal materia» analice el caso.

El 3 de noviembre del año pasado el ex vicepresidente fue detenido en su departamento de Puerto Madero por orden del juez federal Ariel Lijo, quien consideró que existía peligro de entorpecimiento de la investigación por enriquecimiento ilícito en su contra, hecho por el cual estuvo preso en Ezeiza más de dos meses.

El arresto fue concretado por seis efectivos de Prefectura Naval, que arribaron a la vivienda de Boudou a primera hora de la mañana: el exvice se encontraba descalzo, con una remara negra y un pantalón de dormir, que pudo cambiarse por un jean antes de ser llevado a la División de Investigaciones Penal y Administrativa de Prefectura, en Puerto Madero.

Fuente: Noticias Argentinas