Ayer por la mañana, el secretario de Gobierno Héctor Bolpe realizó una conferencia de prensa en la que expuso la posición del Departamento Ejecutivo a partir del conflicto iniciado por el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales del Partido de Azul (SOEMPA), el cual se encuentra acampando en el sector de ingreso a la Municipalidad en reclamo de mejorar salariales y laborales.

En este sentido, el funcionario municipal explicó que se trata de “una medida desproporcionada en cuanto a la causa que la originó porque se estaba en un marco de negociación”. Así, detalló que con el secretario de Economía y Finanzas Néstor Requelme han sido designados por el intendente José Inza como los intermediarios para las conversaciones por el tema salarial con todas las representaciones gremiales y que hasta el momento las mismas se venían dando en un marco de “buen diálogo”.

Más adelante, el funcionario municipal manifestó que “el desencuentro con el SOEMPA se produce a partir de un tema específico”, el cual está vinculado al cambio de modalidad de acción respecto a los perros callejeros que en la gestión anterior se levantaban y se trasladaban en un camión y que en la actualidad se ha decidió que la misma tarea se haga con una camioneta “para darle más eficiencia y eficacia a esta operatoria”. De esta manera, quienes estaban afectados al manejo del camión y cobraban horas extras por esta actividad de traslado de animales deberían cubrir dichos adicionales en actividades propias de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos.

En este punto, Bolpe resaltó que el titular de dicha área, Sergio Cedeño, le habría manifestado que las horas extras no se iban a cortar sino que se destinarían a acciones de la Secretaría.

 La continuidad de las negociaciones

 El Secretario de Gobierno destacó que el ejecutivo tiene la voluntad de respetar todos los derechos sindicales y seguir dialogando con los representantes gremiales pero no bajo presión. Por ello, pidió “que los móviles y camiones parados entren a cumplir sus funciones, queremos un diálogo civilizado, respetando los derechos del trabajador pero también los del Estado Municipal y de la nueva gestión legítimamente convalidada por el voto de la mitad de los azuleños”.

Asimismo, señaló que se está evaluando profunda y responsablemente cuáles son las posibilidades de aumento para los agentes municipales y que se hará el anuncio respectivo cuando se tenga plena certeza de que se podrá garantizar el convenio que se alcance, ya que se pretende brindar una propuesta que contemple las necesidades de los otros dos sindicatos.