El pasado viernes se  llevó a cabo en el Consejo Escolar de Azul, la interpelación a Valeria Coussirat por las presuntas irregularidades detectadas por el resto de los consejeros del cuerpo colegiado.

Coussirat llegó pasadas las 9 hs acompañada de su abogado el Dr. Julio Vélez, quien por mesa de entrada presentó un descargo al pedido de informes sobre los 16 puntos que se le requería a la tesorera.

Vélez cuestionó a los consejeros escolares la conferencia de prensa que en su momento brindaron de manera anticipada; al entender el abogado de Coussirat,  sin mediar antes la oportunidad a su defendida de realizar una descarga sobre lo que manifestaron como irregular en su momento los consejeros.

Respuesta mediante, Claudia Bustos actual presidente del cuerpo le manifestó que ese no era el tema por el cual se estaba desarrollando la sesión especial en el día de la fecha.

Solicitar facturación sin respaldo de los proveedores, sobres de licitaciones cerrados, formularios de licitaciones firmados por proveedores y montos en blanco, no respetar los pasos legales en la adjudicación de trabajos, incumplimiento de atribuciones de poderes establecidos por ley, emisión de cheques sin respaldo, hojas en blanco firmadas por la presidente del consejo escolar, falta de información sobre contrataciones, falta de avales de sus compañeros consejeros para obras con fondo compensador, mantener bajo llave documentación administrativa, falta de implementación del sistema contable informático, justificación de gastos en una oficina particular dentro del consejo escolar, pago de viáticos a proveedores con fondo compensador, pago por la colocación de un termo tanque en la Escuela Especial de Cacharí,  e incumplimiento de la resolución del Honorable Tribunal de Cuentas, fueron los puntos sobre los que se pidió informe expreso a Valeria Coussirat.

Sobre la facturación sin respaldo del legajo de proveedores, Coussirat manifestó con una pregunta de por qué se encontraban dudando de ella, y de la función que ella ejercía. Sobre las licitaciones donde había sobres cerrados que aún no se habían abierto, afirmó que estaban en ese estado porque las licitaciones no se habían llevado a cabo, y que no hizo el procedimiento legal de anulación, solo quedaron guardados.

Frente a Claudia Bustos, Néstor Álvarez, Patricia Quatrocchio, Gabriel Terra, Miguel Mugueta y su abogado Vélez, Coussirat expresó que estaba trabajando sola y con desconocimiento aparente de cómo debía realizar los actos administrativos y los actos técnicos.

Asimismo, agregó que el responsable de la parte técnica Diego Saragoza, no le adjudicaba el tiempo necesario para actuar y corroborar todos los hechos que se estaban llevando a adelante en el cuerpo. También varias veces lo pronunció como el responsable de no asesorarla en los actos que estaba llevando a cabo para hacerlo en forma adecuada.

Sobre los sobres de las licitaciones que estaban escondidos, la tesorera dijo que en ningún momento esos sobres estaban escondidos, que por el contrario estaban en su oficina y que no existía nada oscuro al respecto.

Del por qué no se trabajó en el sistema digital contable, manifestó que “el secretario técnico no quiso dedicarle el tiempo que tenía que haberle dedicado a cargar principalmente todo lo impositivo” y agregó hasta el día de hoy, no están funcionando debido a los atrasos que existen. Seguidamente ratificó que el encargado del sistema informático era el consejero escolar José Tedesco.

Coussirat se mostró preocupada y hasta molesta, ya que con anterioridad le pidió a los consejeros que no la pusieran en el lugar de “delincuente” lo cual llevó a que el consejero Mugueta, quien desmintió esta afirmación que realizó la tesorera, le solicitara que desmintiera lo que había dicho Coussirat.

Firma de hojas en blanco, Valeria tranquilamente comentó que no se utilizaban para nada, que solo se guardaban para usarse de apuntes y que quedaban en la impresora al hacer doble faz.

También ratificó que no existía dialogo con la ex presidente del cuerpo Liliana Basile a la vez que agregó, había una muy mala relación entre los integrantes del bloque del Frente para la Victoria, es decir conjuntamente con Basile y Tedesco.

Coussirat se expresó sobre las obras que realizó en su oficina, subrayó que las realizó con dinero propio y que dicho valor fue de aproximadamente 2100 pesos, agregó que no sabía que debía pedir autorización para realizar una reforma dentro de su oficina que se encuentra dentro del Consejo Escolar, y que no hubo intención de buscar autorización para realizar la obra; acto seguido Bustos le expresó que eso era absolutamente desprolijo.

Por otra parte, dijo que nunca había retirado documentación del consejo escolar, y remarcó que la llave de la tesorería estaba en posesión de ella, una empleada administrativa y el consejero escolar José Tedesco.

También mostró un desconocimiento de la parte legal administrativa del funcionamiento que tendría que tener un funcionario. A su vez, sobre la parte técnica que debía realizar como tesorera.

Respecto del termo tanque y los viáticos que se cobraron por trabajos en la escuela especial de Cacharí, Coussirat admitió que se pagaron los viáticos y que no se colocó el termo tanque por pedido de la directora del establecimiento educativo de Cacharí y el elemento regresó a Azul y luego fue remitido a la localidad de Chillar. El testimonio del gasista fue clave, ya que dijo que en el mismo día no había realizado los dos viajes que se le estaban adjudicando.

Sobre las facturas a nombre del consejo escolar con compras de productos para el propio cuerpo como elementos de limpieza,  dijo la tesorera que desconocía completamente el tema y no tenía idea de que esas compras se hayan realizado.

Asimismo se detuvieron en el proveedor que había presentado muchas facturas consecutivas. El proveedor afirmó que presentó la documentación para facturar y que se las había entregado al secretario técnico y a la tesorera en su momento.

Se le preguntó si tenía algún comprobante de que habían entregado esa documentación, expresó directamente que no.

Valeria Coussirat afirmó que fue una revisión positiva lo que había ocurrido en el pedido de informes de hoy, ya que el dialogo se desarrollo con respeto, más allá que considera que podría haberse evitado porque las respuestas las tenía a cada pregunta del cuestionario que confeccionaron los consejeros, y reconoció que posiblemente haya existido desprolijidades administrativas por la misma condición de ser humano y que por esa razón son posibles los errores.

Finalizó Valeria Coussirat ratificando que no contó con el apoyo de las personas que tienen la competencia en lo referido a cuestiones técnicas, su cargo fue elegido por decisión del pueblo en las elecciones de 2011 proviniendo de un ámbito humanístico y eso imposibilita tener noción de las actitudes contables necesarias más allá que reconoce las leyes que existen y las normativas vigentes.

Finalizada la interpelación en el Consejo escolar se pasó a un cuarto intermedio en donde los consejeros continúan trabajando sobre el pedido de informes presentado en el día de hoy a Coussirat, sus respuesta y el expediente que ingresó el abogado Julio Vélez por mesa de entradas.