El Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino y la diputada, Valeria Amendolara, compartieron una mesa de trabajo donde analizaron la situación actual, los avances y dificultades de la Provincia de Buenos Aires, en la reparación de los casos de violaciones de derechos humanos cometidos en el ámbito local, en que la responsabilidad del Estado fue consignada por sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Lorenzino sostuvo que “la verdad, justicia y reparación, constituyen las principales aristas de la justicia», y agregó que “la Defensoría es un ámbito propicio para generar instancias de trabajo e intercambio, sobre todo en estos temas que generan padecimiento a tantas personas».

En la misma línea, Amendolara expresó que “el proyecto representa una plataforma desde donde librar la discusión, para intentar evitar que se retroceda en lo que concierne a promoción y protección de los derechos humanos”.

Por la parte de las víctimas, Estela Díaz, Vicenta Avendaño y Edurne Cárdenas presentaron el caso LMR, e hicieron hincapié en las dificultades que debieron atravesar para alcanzar la reparación integral.

A su turno, Juan Pablo Gomara, de la Defensoría de Casación explicó que la mayor cantidad de casos que luego tramitan ante instancias internacionales, son por violaciones relacionadas al debido proceso.

La reunión avanzó en la pautas de creación de un mecanismo de reparaciones para casos de violaciones a los derechos humanos cometidos en el ámbito local y el compromiso de los presentes para apoyar la iniciativa de la legisladora bonaerense.

Acompañaron al Defensor, el coordinador de Gabinete, Luis Morales; el secretario de Legal y Técnica, Diego Beghelini; Marilin Gutiérrez, hija de Jorge Gutiérrez y peticionante ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, junto a su representante legal.

Fuente: Prensa Defensor del Pueblo de Buenos Aires