gasComo consecuencia de la oficialización de los nuevos topes a los aumentos del gas, el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) se aprestaba en estas horas a emitir la normativa técnica correspondiente para que las empresas distribuidoras de todo el país pueden comenzar de inmediato la refacturación a sus usuarios.

Fuentes de la cartera energética explicaron a Télam que «la presentación del recurso extraordinario presentado ayer ante la Cámara de Apelaciones de La Plata y la aceptación de mismo puso en suspenso la sentencia del jueves que impedía aplicar los aumentos, por lo cual vuelve a regir el tema tarifario vigente hasta que se resuelva la situación de fondo».

«El Gobierno interpreta que la propia Corte Suprema se manifestó (en otros casos) respecto a que la interposición de un recurso de apelación tiene efecto suspensivo al fallo dispuesto, por lo cual se decidió publicar la Resolución 129 que sólo modifica un artículo de la Resolución 99 en la cual se fijaban otros parámetros para los aumentos», explicó la fuente.
Lo mismo ocurre con los numerosos amparos aceptados por la justicia en distintas jurisdicciones del país, por lo que la nueva normativa dejó jurídicamente nula o abstracta las medidas cautelares aceptadas en las últimas semanas.

La interpretación del Gobierno es contraria a la que viene sosteniendo el Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad (Cespi), la ONG que presentó el amparo por los aumentos de gas la Cámara Federal de La Plata y que -a pesar de la apelación del Ministerio de Energía- reafirma la vigencia del fallo que dispone la suspensión de los aumentos.

En la entidad afirman que el amparo que frenó los aumentos en todo el país sigue vigente, por lo cual el Enargas sólo debería ordenar a las distribuidoras que refacturen en base a los cuadros tarifarios vigentes hasta el 31 de marzo, ya que la normativa que disponía los incrementos fue declarada nula por la Sala II de la Cámara Federal platense y sigue firme hasta que el tribunal se pronuncie al respecto.

Más allá del debate jurídico sobre el efecto suspensivo o no del recurso extraordinario que presentó el Gobierno, las principales distribuidoras manifestaron estar en condiciones en forma inminente de emitir las nuevas facturas con los topes del 400 y el 500 por ciento para los usuarios residenciales y comerciales.

Este proceso administrativo podrá comenzar en las compañías una vez que el Ente Nacional Regulador del Gas emita la resolución con los detalles técnicos para la aplicación de la Resolución 129 del Ministerio de Energía.

Fuentes del Enargas informaron a Télam que «en las próximas horas el organismo enviará a las empresas distribuidoras de todo el país la normativa con la aplicación técnica de la Resolución 129 publicada hoy en el Boletín Oficial, a partir de lo cual las empresas podrán comenzar de inmediato la refacturación de sus servicios».

La nueva norma explica que «el incremento del consumo de gas vinculado a las condiciones climáticas registradas en determinadas regiones del país (…) provocó que, aún con la aplicación de los topes de facturación establecidos en la Resolución N° 99/2016, se registraran facturas a usuarios por montos totales significativamente superiores a los del mismo período del año anterior».

Desde la distribuidora Metrogas, la mayor empresa del sector con dos millones de usuarios en la ciudad de Buenos Aires y partidos del Conurbano, se explicó ante la consulta de Télam que «en estas horas se espera que el Energas emita la resolución que instruye los alcances y la metodología de la nueva resolución.

«Una vez que la empresa reciba los detalles técnicos de la Resolución 129 estará en condiciones de poder proceder a la refacturación correspondiente de manera inminente», aseguraron desde la distribuidora.

En similar sentido, la empresa Gas Natural Ban explicó que «próximamente, el Enargas informará los pasos a seguir por las empresas distribuidoras de gas natural por redes para implementar los topes de facturación» de reciente publicación.

La compañía que distribuye gas natural a 1,6 millones de clientes en 30 municipios de la zona norte y oeste de la provincia de Buenos Aires, explicó que si de la aplicación de las nuevas disposiciones correspondiere devolver algún importe «será devuelto automáticamente en las próximas facturas, sin necesidad de que el cliente deba realizar trámite alguno».

En ambos casos, se detalló que es posible que con motivo de la aplicación de las nuevas disposiciones se produzca un atraso en el envío de las facturas, por lo cual los vencimientos inicialmente previstos se prorrogarán automáticamente.

La nueva resolución dispone instruir al Enargas para que durante 2016 el monto total, impuestos incluidos, de las facturas que emitan las prestadoras del servicio público de distribución de gas por redes de todo el país, que los usuarios residenciales (categoría R y sus subcategorías) deban abonar por consumos realizados a partir del 1 de abril de 2016, no superen en más de un 400 por ciento el monto del mismo período del año anterior.

La medida hace lo propio para los usuarios de la categoría Servicio General P con servicio completo (subcategorías P1, P2 y P3, y equivalentes en el servicio de distribución de propano indiluido por redes; y que incluyan el costo de adquisición de gas natural) para que abonen consumos que no superen en más de un 500 por ciento a lo facturado en el mismo periodo de 2015.