Los reclamos por el bono de fin de año crecen en distintos municipios de la provincia. A pocos días de las Fiestas nuevas comunas se sumaron al pedido de montos extra, pero el contexto parece adverso: los intendentes encaran planes de austeridad y reducción de gastos, y la mayoría ya dio un no rotundo en sintonía con el Gobierno. No obstante, hay excepciones y algunos jefes comunales confirmaron que pagarán.

El primero en confirmar el pago fue el intendente interino de San Nicolás aliado a Cambiemos, Manuel Passaglia: en esa comuna los municipales recibirán una suma de 3.500 pesos que se acreditará el 20 de diciembre junto al medio aguinaldo. Otro del mismo color político que accedió a dar un bono, en este caso de 2.000 pesos, fue Alejandro Cellillo, de General Alvear, quien dejará la intendencia para asumir como senador provincial.

No obstante, la mayoría de los intendentes de Cambiemos obedecieron al Gobierno provincial e iniciaron planes de fuerte reducción de gastos, por lo que el pago de un bono no está contemplado. Mientras tanto, otros jefes comunales de todas las fuerzas ven complicado aún el pago del aguinaldo y pidieron ayuda extraordinaria a la gobernadora María Eugenia Vidal. Como publicó esta agencia: 31 municipios pidieron un auxilio económico para pagar sueldos y aguinaldo de diciembre. Y la mayoría no puede cubrir el 50% de gastos con recursos propios.

No obstante, además de San Nicolás y Alvear, hasta ahora también se pagarán bonos en San Martín, Pila, Patagones y General Villegas. “En un contexto económico que está golpeando muy fuerte a los trabajadores, el Municipio ha logrado administrar con mucho orden las finanzas. Por eso, decidimos que a fin de año los empleados estatales tengan una compensación que los ayude a sobrellevar este momento de alta inflación y suba de tarifas en todos los servicios”, afirmó Gabriel Katopodis, el intendente randazzista de San Martín al confirmar un pago de 2.500 pesos.

 

Fuente: dib.com.ar