caloEl titular de la CGT que se identificaba con el kirchnerismo y de la UOM se refirió a la devolución de parte de los aportes de las obras sociales sindicales, aunque también afirmó que en su gremio «hay 5.000 despedidos».

En declaraciones a la prensa, Antonio Caló puso en duda que el movimiento obrero pueda convocar en lo inmediato a un paro general: «Hablar de paro es muy prematuro. Es adelantarse mucho y hay que analizar el día a día. Es como cuando comienzan a caminar los chicos; se caen, se levantan y vuelven a caminar».