Alberto Fernández, jefe de campaña del randazzista frente Cumplir, consideró hoy una «carta perdida» y un «disparate» la convocatoria a la unidad que lanzó la ex presidenta Cristina Fernández a las distintas líneas peronistas que compiten en forma separada en las elecciones de octubre.

Así, se sumó al rechazo que expresó ayer el candidato a senador nacional por ese espacio en la provincia de Buenos Aires, Florencio Randazzo, quien acusó a la ex mandataria de haber «fragmentado» la oposición y de ser «funcional a (Mauricio) Macri».

En diálogo con radio Splendid, Fernández admitió que «una oposición dividida claramente favorece a Macri», pero enfatizó que la propuesta de la ex presidenta «es una carta perdida».

«Si en verdad le preocupaba unir a la oposición, hizo todo lo necesario por desunirla antes. Venir a plantear ahora ‘corremos peligro de que gane Macri, que todos me voten a mí’, es una lectura muy antojadiza de cómo ocurrieron las cosas», fustigó el ex jefe de Gabinete del kirchnerismo.

Fernández recordó que se propuso en su momento «hacer unas PASO, también se lo propusimos a (Sergio) Massa, para unificar en un sólo ámbito todo el voto opositor y que la gente dirima quién era el mejor candidato. La que se opuso tenazmente a eso fue Cristina».

El espacio de Cumplir se sumó ayer a la respuesta del frente 1País, la izquierda y el socialismo bonaerense que también declinaron la invitación que hizo la candidata a senadora de Unidad Ciudadana para unir a la oposición para las elecciones del 22 de octubre.

Fernández de Kirchner reiteró ayer su convocatoria a la oposición para que en las elecciones de octubre «no gane el ajuste», y durante una recorrida por Ituzaingó dijo: «Voy a insistir con el pedido de unidad hasta el último minuto del proceso electoral».

Fuente: Agencia Diarios y Noticias (DyN)