Ayer por la mañana se realizó, el acto recordatorio por el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas frente al monumento ubicado en la Plaza Adolfo Alsina.

La ceremonia fue encabezada por el intendente José Inza y el titular del Centro de Veteranos de Guerra “Callvú Leovú” Juan Schroh acompañados por el presidente del Concejo Deliberante Alejandro Lozano, el diputado nacional Omar Duclós, autoridades y abanderados de establecimientos escolares, de las Fuerzas Armadas, policiales, de seguridad, la Banda Combate de Perdriel y miembros del Centro de Veteranos de Guerra.

El encuentro comenzó con el ingreso al sector de la ceremonia de una imagen de la Virgen de Luján que fue traída por los Peregrinos y entregada a las autoridades del Centro para ser entronizada en el futuro edificio de la institución que se está construyendo actualmente.
Durante el acto se colocaron ofrendas florales frente al Monumento, el párroco de la Iglesia del Rosario Juan Sarasola efectuó una oración en memoria de los caídos y el tradicionalista Neldo Hernández recitó una oda por el soldado desconocido.

Al hacer uso de la palabra el presidente del Centro, Juan Schroh agradeció a los presentes por acompañar a los veteranos de guerra en esta fecha tan especial y expresó que “tuvimos 30 años para analizar todos los argentinos nuestra Guerra de Malvinas pero hoy quiero únicamente rendirle mi más sentido homenaje a mis compañeros, hermanos compatriotas que perdieron todo pero que dieron lo mejor, dieron su vida por la patria sin pedir nada a cambio. También a todos aquellos que habiendo regresado de la guerra con heridas en el cuerpo y en el alma, no pudieron cerrarlas y nos dejaron en la posguerra”.

Y remarcó que “pongamos hoy nuestras mentes y nuestros corazones en sus familias. Queremos enviarles a ellos este humilde mensaje de gratitud y esperanza porque no claudicaron y con la firme convicción del deber cumplido, como argentinos, dieron lo mejor de sí. Son héroes de la Nación y lo que han hecho es el reflejo de seres humanos con convicción de patria”.

Por su parte el jefe comunal recordó la historia de las Islas Malvinas y en tal sentido remarcó que “es una nueva etapa del comienzo del coloniaje que hemos estado sufriendo históricamente desde que nos constituimos como país”.
“Hoy nos reunimos para testimoniar y reivindicar el derecho legítimo que tenemos sobre esas lejanas tierras que forman parte de nuestra patria. También para acompañar el reclamo del Gobierno Nacional y de todo el pueblo ante los foros internacionales, un reclamo en paz, que no se limita a un país sino de un reclamo que es acompañado por todos los países de Latinoamerica”, recalcó.
En tanto expresó que “si una enseñanza nos ha quedado de aquella historia negra de nuestra patria es que nuestros pueblos quieren memoria, verdad y justicia, pero siempre en paz”.

En este punto destacó que “el reconocimiento también se extiende a esos más de 600 combatientes que perdieron la vida en el conflicto y aquellos que pudieron volver y sufrieron el olvido durante muchos años de parte de autoridades de nuestro país. Hoy queremos acompañarlos porque son hombres comunes que se desenvolvieron sacrificadamente en una guerra sin destino, pero lo hicieron a pesar de todo”.

Al hacer una crónica histórica consignó que “esta gesta nos obliga a tener distintas miradas, una de ellas el hecho histórico que fue injustificado, cruel, inhumano, fue el principio del fin de una dictadura militar. La megalomanía de los uniformados y civiles que detentaban el poder en la Argentina los impulsó a invadir la isla. La ilegitimidad de su gobierno y las crecientes protestas sociales hacían insostenible la situación. No dudaron de llevar a la guerra a su país como un último intento para sostenerse en el poder. Los dictadores argentinos no entendieron la lógica política de entonces; para los Estados Unidos elegir un aliado no fue nada complicado, se aferraron a su principio más importante, los Estados Unidos no tienen amigos tienen intereses. Su aliado histórico en las dos guerras y en la todavía vigente Guerra Fría, la Gran Bretaña, sería la elegida en desmedro de una dictadura como la asolaba nuestro país”.
Y agregó que “la otra mirada es la lucha de los combatientes, aquellos que dejaron la vida en las tierras del archipiélago o en las frías aguas del Atlántico Sur, eso sí fue épico, sacrificado”.

Finalmente al referirse al rol de los medios de comunicación afirmó que “fue muy importante en este país, como hoy y siempre en cada pueblo. O por dominio y censura o por complicidad acompañaron a la dictadura, engañaron a todo el pueblo y ocultaron la verdad”.

Por último se entonó la Marcha de las Malvinas, se realizó un pasaje de la imagen de la Virgen sostenida por los veteranos de guerra por delante de los abanderados y las autoridades saludaron a los miembros del Centro.