El conflicto de los judiciales se volvió a tensar en el inicio de la semana porque la Suprema Corte bonaerense aplicó descuentos de hasta el 17 por ciento a los trabajadores del sector que se adhirieron a paros durante el mes de agosto y el Gobierno provincial decidió liquidar un segundo aumento a cuenta.

“El Gobierno decidió liquidar un segundo pago a cuenta de aumento del 6 por ciento, que se suma al del 10 por ciento que habían dado en junio, y por otro lado la Corte practicó descuentos en cinco días del mes de agosto, algo que no ocurría desde marzo”, explicó el secretario general de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), Pablo Abramovich.

Desde la AJB señalaron que la medida tomada por la Corte se trata de “un descuento muy fuerte” que rondará un “17 por ciento de los haberes de los que adhirieron a esos paros, que son miles” y que lo percibirán a partir del miércoles cuando cobren.

El conflicto de los judiciales ya se había tensado la semana pasada cuando el gremio rechazó una propuesta salarial que consideró “a la baja”, advirtió que el Gobierno “caldeó los ánimos” y llamó a un cese de actividades de 72 horas que se llevó delante de miércoles a viernes.

“Lo que nosotros vemos es que hay un endurecimiento de parte del Gobierno provincial que se evidencio la semana pasada con esta propuesta a la baja y que en esta oportunidad contó con el alineamiento de la Corte que hasta ahora venía manteniéndose medio al margen y que ahora jugó básicamente en línea con el Ejecutivo”, opinó Abramovich.

El gremialista entendió que se busca “imponer condiciones más duras para el diálogo” y adelantó que plantearán la devolución de los descuentos y que en el transcurso de la negociación “no tengamos más complejidades que las que teníamos la semana pasada”.

“Todas las medidas de fuerza que llevamos a cabo son en respuesta a la falta de diálogo o porque cuando hubo diálogo no fue serio porque nos convocaron a reuniones y plantaron propuestas que estaban por debajo de las anteriores”, explicó Abramovich.

En este contexto, la AJB realizó una reunión de conducción para analizar los pormenores de la situación y hoy resolverá en asambleas como continuará con su plan de lucha. El gremio se debate entre continuar con las medidas de fuerza o suspenderlas a cambio de que el Gobierno reabra la negociación y mejore la propuesta.

“Hay que mejorar la oferta y no empeorarla, y mientras dure esta negociación hay que darle continuidad. No puede ser que cuando no nos ponemos de acuerdo por un mes no tengamos diálogo”, explicó el titular del gremio.

Vale recordar que la AJB rechazó la última propuesta del Gobierno al considerarla “a la baja”, ya que eliminaba “el incremento adicional del 1% otorgado” a auxiliares terceros y trasladaba “el incremento del 1,5 % a la Bonificación Especial” de diciembre de 2016 al mismo mes de 2017.

 

Fuente: dib.com.ar