Al entender que el Estado, la comunidad y la familia comparten responsabilidades respecto a la protección de los niños, niñas y adolescentes, la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires hizo una alerta sobre el uso que los niños, niñas y adolescentes le dan a las nuevas prácticas sociales como el sexting, que es la circulación de mensajes o fotos con contenido sexual explícito.

En este sentido, el Defensor Adjunto General de Gestión, Walter Martello, remarcó “la importancia de cuidar la identidad y privacidad para una niñez plena, sin derechos vulnerados” y consideró prioritario “identificar y socializar los riesgos que conlleva este fenómeno en términos de prevención y ejercicio del derecho a la privacidad”.

Las nuevas tecnologías deben utilizarse con prevención y responsabilidad, teniendo en cuenta que algunos hábitos de exposición son peligrosos y se naturalizan de manera que no se dimensionan los peligros a los que se exponen.

El sexting es uno de los ejemplos de estos cambios que trae consigo la revolución tecnológica, la circulación de mensajes o fotos con contenido sexual explícito mediante diferentes medios como WhatsApp, Instagram y demás redes sociales, constituyéndose los mismos en facilitadores de acceso, exposición y difusión.

Fuente: Prensa Defensor del Pueblo de Buenos Aires