Tal como ocurrió en otros países se espera un rebrote del virus en Argentina, la evolución del virus coincide con el cambio estacional y la llegada del otoño y del invierno significarían una mayor persistencia del virus en la comunidad. «No tenemos porque pensar que no vamos a tener segunda ola, todavía necesitamos respetarnos, ayudar a que este virus no se propague y tengamos que lamentarlo», expresó Lede.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que manteniendo los cuidados necesarios que son el distanciamiento, el uso del barbijo y el lavado de manos podemos prevenir y cuidar la población de riesgo, teniendo en cuenta que aún son muchas las personas que no están vacunadas.

A la espera del arribo de más vacunas para continuar con el Plan Provincial de Vacunación Público, Gratuito y Optativo, desde la gestión municipal se trabaja para concientizar a la población sobre la importancia de la responsabilidad individual y colectiva.

Para hacerle frente al eventual rebrote es fundamental que aumente la cantidad de vacunados para lograr el 70% de inmunidad de rebaño lo que aseguraría que el contagio sea mínimo, pero la escasa disponibilidad de vacunas en el mundo dificulta lograr el objetivo. «No es fácil desarrollar este tipo de vacunas, abastecer al mundo es difícil y no tenemos todavía desarrollo nacional por eso dependemos de otros países, del presupuesto, y de los envíos», sostuvo Lede.

En cuanto a la necesidad de seguir cumpliendo con las medidas sanitarias, Lede expresó: «Debemos apelar a la voluntad y la conciencia, al respeto por el otro, por la gente de riesgo y entender que todavía podemos pasarla mal. En este momento no podemos aflojar y tenemos que colaborar para que el rebrote no sea grande».

Pisano, Jofré y Lede evaluaron las proyecciones y estiman que todo va a depender de los cuidados de la población para minimizar los riesgos y de la velocidad de vacunación.

En cuanto al regreso a clases, con los protocolos vigentes establecidos la investigadora del CONICET remarcó: «Tenemos que agradecer poder volver a llevar los chicos a la escuela, ser conscientes nos permitió que los chicos vuelvan a transitar un año escolar. La escuela va a depender del respeto y los cuidados mínimos para poder seguir funcionando».

Bolívar cuenta con su propio Laboratorio de Biología Molecular, desde agosto del 2020 se convirtió en una herramienta fundamental en la lucha contra el coronavirus, donde los ciudadanos pueden acceder al hisopado preventivo de manera gratuita. «Destaco la posibilidad que tiene Bolívar de tener el laboratorio, no todos los municipios cuentan con uno», expresó Lede y agregó: «no hay que ir por detrás del contagio, debemos estar alertas, evitar el contacto sin los recaudos mínimos, ir monitoreándonos e incentivar a hacerse el hisopado. Como ciudadanos tenemos las herramientas para ayudar a que el virus no trascienda y se lleve mas vidas».

«Poder contar con el trabajo de Silvia, articular con la Dra. Jofre y todo el equipo de salud de manera permanente, nos ayuda a planificar y poder adelantarnos en materia preventiva, para esto necesitamos del compromiso de toda la sociedad», remarcó el intendente Pisano.