En el trascurso de estos días, abrió sus puertas el Centro Comercial La Perla, en el partido de Bolívar. A pesar de la importante convocatoria, y las ostentaciones edilicias, a los dueños del lugar se les olvidó un pequeño gran  detalle: no cumplen la normativa para el ingreso y traslado de personas con movilidad reducida.

A pesar de la gran cantidad de locales comerciales y marcas locales, nacionales e internacionales de primer nivel, el progreso comercial que este lugar significa para la comunidad se vio opacado por su falta de rampas y escaleras mecánicas, incumpliendo y dejando fuera aquellas personas  con capacidades diferentes.  

Todo esto, se viralizó  en redes sociales por Celes Vivaldi en su perfil de Facebook que mostró su indignación con una foto en la que comentó  «0 empatía. Capítulo mil».

Horas más tarde el Centro Comercial pidió disculpas por su gran error y se comprometió a enmendar la falla discriminatoria. El daño ya está hecho.