Durante el fin de semana, el municipio de Azul realizó mediante, inspectores municipales en conjunto con personal policial, actuaciones en dos situaciones vinculadas con violaciones a las normativas sanitarias vigentes por la pandemia decretadas en el partido.

En principio, ayer por la tarde clausuraron en forma preventiva el estadio deportivo del Club Boca Juniors de Azul, ubicado en Salta Norte y República de Italia, en donde constataron el desarrollo de un partido de fútbol con 22 jugadores.
En este sentido, hicieron las actas de infracción correspondientes y colocaron las fajas de clausura en el portón de acceso al predio.

También, en la madrugada de ayer por, denuncias de los vecinos, se realizó una clausura en una fiesta clandestina. Agentes municipales y policiales concurrieron al domicilio donde infraccionaron a la dueña de la vivienda e interceptaron a los concurrentes que intentaron dispersarse.

Cabe destacar que en la mencionada fiesta se encontraban más de 25 personas donde infringían la normativa dispuesta por el municipio y la Provincia frente a la emergencia sanitaria.

Fuente: Municipio de Azul