Provincia e Inspección General de la comuna en los que se verificó la realización de fiestas y reuniones sociales no autorizadas.

Como resultado de las acciones, se procedió al labrado de actas de infracción que representan multas por más de dos millones de pesos, tanto por el desarrollo de actividades no permitidas como por el no uso de tapaboca.

En todas las circunstancias las actuaciones penales se elevaron al Departamento Judicial de Azul y las administrativas al Juzgado de Faltas Municipal.

Clausura de fiestas

En la madrugada de hoy, a partir de una denuncia, inspectores municipales y personal policial verificaron el desarrollo de una reunión clandestina en el salón de eventos ubicado en Avenida Urioste e Industria.

Allí, se constató la presencia de numerosos automóviles, como así también de varios jóvenes que realizaban una fiesta.

En consecuencia, por un lado se realizó una infracción a toda la persona que se encontraba en el interior del predio, por violación a la prohibición de este tipo de actividades, en el marco de la pandemia por coronavirus y el asilamiento social y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional.

Asimismo, se tomó la patente de todos los vehículos estacionados en el lugar para notificar a sus propietarios de la infracción, ya que no se pudo verificar la identidad de todos los presentes en la fiesta.
Por otra parte, el espacio no contaba con la habilitación municipal respectiva y se procede a su clausura preventiva.

Acciones en Cacharí

En tanto en Cacharí, se labraron actuaciones por infracción a la prohibición de reuniones sociales y por falta de habilitación municipal en dos domicilios de la localidad.

En ambos casos se desarticularon los encuentros prohibidos y se dio intervención a la Fiscalía Federal N°1 del Departamento Judicial de Azul; como así también al Juzgado de Faltas de la Municipalidad de Azul.

Fuente: Municipio de Azul