El técnico de Hemoterapia del INCUCAI, Adrián Maceo, promovió por segunda vez una intervención en la localidad para ampliar el registro de donadores de médula ósea.

El técnico de Hemoterapia del INCUCAI, Adrián Maceo aseguró que «la gente respondió con un grado de información que hizo que todo sea mucho mas fácil ya que la gente bien informada accede inmediatamente al registro”, comentó.

Luego explicó cómo se debe proceder para ejecutar el registro. Manifestó necesario realizar un estudio de compatibilidad genética de un sistema informático, que es un lazo entre quienes están sanos y el enfermo que puede ser reubicado en cualquier parte del mundo.

“Nosotros lo que hacemos es simplemente tomar una muestra de sangre que nos permita hacer un estudio para que llegado el caso de que la donación sea efectiva, o sea, aparece alguien genéticamente idéntico en alguna parte del mundo que requiere un trasplante, ocasión que se da entre dos individuos cada 1.500.000, se lo llama y se le pregunta si quiere donar”, continuó.

A continuación, el técnico explicó que no existe otra forma de incorporar donantes que hacerles entender que se trata de un acto de amor. “Lo único que la gente no tiene es información y le teme a lo que desconoce”, agregó. Por eso propuso dar a conocer la problemática en los medios de comunicación.