El subsecretario de Empleo de la provincia de Buenos Aires, Luis Antonioli, encabezó ayer una nueva jornada de la «Campaña de Trabajo Decente 2013» en la localidad de Saladillo. Estuvieron presentes el delegado Regional del ministerio de Trabajo, Oscar Lacunza, y el subsecretario de la Producción municipal, José Trentino.

Durante el encuentro, Antonioli manifestó que «desde el Ministerio estamos haciendo estas campañas que apuntan a la prevención y a la concientización. No tenemos un fin recaudatorio, sino que buscamos que adelantarnos a los hechos y lograr que los trabajadores estén registrados y que tengan la menor cantidad de accidentes de trabajo posible».

En referencia a los índices de empleo no registrado, el Subsecretario afirmó que «si bien los niveles de desempleo han bajado considerablemente tanto a nivel nacional como provincial, este un sector que representa un tercio de los trabajadores. Para esto no sólo hacemos inspecciones, sino que también realizamos estos encuentros y ponemos a disposición herramientas como el Plan de Promoción, Preservación y Regularización del empleo (PREBA) que es un subsidio para la creación de nuevos puestos de trabajo de $1150 por un año con el fin de que las empresas contraten nuevo personal o blanqueen a personal que no pudo ser registrado en su momento».

Seguidamente, el funcionario provincial remarcó que «para una empresa termina siendo superior el costo laboral de un trabajadores no registrado porque en el futuro puede tener problemas judiciales y peor puede ser la situación en el caso de que el mismo tenga un accidente laboral y no cuente con ART. La ART, por otra parte, no es sólo un seguro sino que también tienen la obligación de dar capacitaciones a los trabajadores en materia de higiene y seguridad para así disminuir los riesgos laborales».

«Con respecto a los trabajadores de casas particulares, este es un sector en el cual el 80% de los trabajadores no está registrado. Apuntamos a través del programa Empecemos por Casa para mejorar la registración para así lograr que se cumplan los derechos que tiene cualquier trabajador registrado, como lo son las vacaciones pagas, el aguinaldo, jubilación, obra social, entre otras. El empleador solo tiene que aportar como máximo $135 para lograr todo esto, por eso creemos que es más una cuestión de conciencia que económica», concluyó Antonioli.

Seguidamente, el delegado Lacunza destacó que «esta jornada sirve para profundizar en las mejoras en condiciones de trabajo en toda la Provincia, además de acercar herramientas de prevención de accidentes laborales como así también tratar distintos temas de la actual legislación».

Por último, Trentino resaltó la importancia del encuentro ya que «responden a a algunas inquitudes que tienen las empresas y los empresarios de Saladillo. Es muy destacable también que la vinculación que existe entre empresarios, el ministerio de Trabajo y el Municipio, como una forma de apoyar a los empresarios para que puedan estar encuadrados dentro del marco legal y no puedan tener consecuencias mayores después».

Finalizada la jornada de capacitación, las autoridades visitaron la planta de «Distrinando», empresa local dedicada la fabricación de indumentaria y calzado que cuenta actualmente con más de 700 empleados y que es beneficiaria del plan PREBA. Los funcionarios fueron recibidos allí por el dueño de Distrinando, el empresario local Jorge López.

Cabe destacar que estuvieron presentes en el encuentro los representantes de la Comisión Asesora en Salud y Seguridad en el trabajo, Carlos Ríos y Oscar Kindzersky y representantes de la superintendencia de Riesgos del Trabajo de la Nación (SRT).