El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, aumentó por decreto las tasas municipales en un 24,4%, incremento que rige desde octubre.

«El Municipio también vive en un marco inflacionario y a nosotros también nos impacta la inflación en la recolección de residuos, la energía, el combustible, los medicamentos del Hospital, la paritaria para pagar los sueldos de los empleados municipales», describió Galli al confirmar que en las facturas de servicios que los contribuyentes recibirán en diciembre se cobrará el aumento dispuesto y el retroactivo.

El decreto 3.267 determinó el aumento de 13 tasas, entre las que se encuentran la de Servicios Urbanos y la de Servicios Rurales.