En la actualidad 8 jóvenes se encuentran en tratamiento y se lleva adelante un trabajo articulado con las familias.

«Estoy absolutamente seguro de que en la Argentina no hay que perseguir a los consumidores sino que hay que darles soluciones a los problemas de vida que tienen los consumidores y es por eso que desde el Gobierno Municipal pusimos en marcha el Centro de Día de las Adicciones. Este Centro está financiado exclusivamente con recursos municipales”, dijo el Intendente Municipal, José María Eseverri.

 

En la mañana de hoy el Secretario de Desarrollo Social, Eduardo Rodríguez, el Subsecretario de Desarrollo Social, Cristián Delpiani y el presidente del bloque de concejales oficialista Julio Frías fueron invitados a participar de una reunión con el equipo de trabajo responsable del Centro de Día Municipal de las Adicciones.

 

En la oportunidad fueron recibidos por la coordinadora del Cetro, Roxana Rivarola y los integrantes del equipo Norma Guerra, Nicolás Zapata y Ramiro Avinceta.

 

Durante la reunión los funcionarios fueron informados sobre las acciones que se están llevando adelante desde la puesta en marcha del Centro que en la actualidad atiende a 8 jóvenes a los que en los próximos días se sumaran otros jóvenes.

 

“El centro de Día de la Municipalidad, se constituye en unas de los primeros programas integradores de atención y prevención de adicciones, realizadas por un municipio en la Provincia de Buenos Aires.”, explicó Roxana Rivarola.

 

Al mismo tiempo Rivarola explicó “que el Centro persigue el objetivo de trabajar los aspectos de restitución de derechos, atendiendo la demanda individual y colectiva”

 

Frente a esto Rivarola explicó que “el objetivo general y vincular del Centro de Día, es permitir el crecimiento personal, potencializar los proyectos de vida, crear un esquema de red de contención social y, por supuesto, desarrollar una personalidad autónoma que sea perfectamente capaz de reintegrarse y reinsertarse socialmente”

 

Al mismo tiempo Rivarola agregó el rol de la familia del joven en el proceso de tratamiento y explicó: “la atención a la familia se considera una cuestión importante y se adapta a su estructura, características y necesidades, para darle el apoyo que se considera esencial y mejorar la calidad de convivencia en todo el ámbito familiar”

 

Durante el tratamiento del joven en el Centro las familias tienen una participación activa dado que participan de reuniones multifamiliares y además durante los fines de semana se mantienen comunicados mediante una Red Telefónica que permite hacer un seguimiento del tratamiento del joven.

 

El Intendente Eseverri mostró el compromiso del Gobierno Municipal en este sentido y afirmóestamos dispuestos a cambiar esta realidad, tenemos que construir canales de diálogo, eliminar esa posibilidad de que ese pibe siga siendo un adicto, no facilitarle el acceso a la droga, o que al alcohol este al alcance de todos, y no haya una responsabilidad social para controlar este tipo de consumo”

 

El Subsecretario de Desarrollo Social, Cristian Delpiani “los adolescentes y jóvenes que concurren al Centro para la Prevención de las Adicciones, llevan a cabo diversas actividades deportivas y recreativas. Se busca con ello lograr su reinserción social mediante, la sana convivencia y el entretenimiento saludable, aprovechando un extenso espacio verde”.

 

Por último Eseverri subrayó: “el compromiso del Gobierno Municipal en un tema que a todos nos preocupa, y que tiene que tener un tratamiento desde el punto de vista de la salud. Y como siempre no dejamos de exigir a los organismos públicos fiscales, al Ministerio Publico, a los organismos nacionales, la necesidad de un compromiso en la lucha contra el ingreso de droga a nuestro país”.

 

Recordemos que la creación de este Centro se originó por decisión del Intendente Eseverri, en respuesta a las inquietudes planteadas en el Consejo Local de Promoción y Protección de los Derechos del Niño, compuesto por instituciones de nuestra ciudad; y atendiendo a las problemáticas que se detectan en niños y adolescentes relacionadas al uso y abuso del alcohol y otras drogas.

 

Surgió así la necesidad de contar con un espacio físico donde poder realizar un trabajo adecuado de contención, recuperación y reinserción social y familiar, en un marco socio-educativo y psicológico propicio para tales fines.

 

El predio municipal conocido como “Quinta de Don Mateo” es un espacio altamente calificado dado que posee un amplio espacio verde, y cuenta con un cómodo gimnasio y una casa muy confortable para llevar adelante distintas actividades.