La Subsecretaría de Cultura, Educación y Turismo, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social, informa que nació el segundo pichón de cóndor de la temporada incubado por sus padres Cuna y Kurá en el Parque Municipal “La Máxima”.

La Directora del Parque, Sandra Botasi, indicó que aún no pudo identificarse el sexo del pichón debido a que es protegido celosamente por su madre. Entre macho y hembra hay diferencias físicas que son notorias. Los machos presentan una cresta o carúncula y pliegues en la cara y cuello que aumentan de tamaño con la edad. Alcanzan mayor peso y envergadura que las hembras y sus ojos son de color café. Las hembras no poseen cresta aunque al igual que los machos presentan pliegues. Sus ojos son de color rojizo.

La Máxima cierra el 2011 aportando dos pichones de cóndor que serán liberados el próximo año en las Sierras de Pailemán, con una tasa reproductiva considerada alta en relación a otros centros donde se reproduce la especie.

El cóndor andino, el vuelo de aves más grande del mundo, ha comenzado a extinguirse en vastas zonas de su distribución original. La especie fue desapareciendo indiscriminadamente debido a la falsa idea de que se alimenta de ganado (cuando en realidad es un tesoro), el uso de cebos tóxicos, la ingestión de balas de plomo y la pérdida de hábitat son las causas que amenazan su supervivencia.

Su desaparición no sólo afecta al delicado equilibrio ecológico, sino también representa una pérdida terrible para las comunidades nativas de América del Sur que lo han honrado durante miles de años, teniendo en cuenta que una relación sagrada entre el hombre y Dios.

En Argentina, los naturalistas como Charles Darwin y Perito Moreno se encontró con cóndores en la costa atlántica de la Patagonia durante la 19 ª mitad del siglo, en lugares donde la especie ha desaparecido en los últimos 170 años.

El objetivo del PCCA es la conservación del cóndor andino en toda su distribución en América del Sur, para rescatar los conocimientos ancestrales de los pueblos originarios que supo respetar y honrar a esta especie durante miles de años, y para reintroducir esta especie en el Atlántico costa patagónica, en las zonas donde se extinguieron

En Olavarría esta política de conservación de especies en extinción es impulsada desde la gestión del Intendente José Eseverri, a través de distintas actividades educativas que se desarrollan en el espacio natural de nuestro parque municipal trabajando con las escuelas en la concientización y preservación.