El Gobierno Municipal de Azul a través de la subsecretaría de Relaciones Institucionales y Modernización, se encuentra desarrollando la primera etapa de una campaña de reposición de árboles en el casco urbano de la ciudad.

Sobre esta iniciativa, la encargada del área  señaló que “necesitamos que el vecino se comprometa y se involucre en esto de mejorar el aspecto de la ciudad. Vamos a intervenir por Avenida Mitre desde Cáeva hasta costanera,  vamos a reponer naranjos desde Sarmiento hasta Necochea,  desde Necochea hasta Colón y desde Colón hasta el Parque Municipal. Estaremos uniendo imaginariamente los sitios donde existen obras del arquitecto Salamone. También estaremos reponiendo algunos tilos faltantes en la Avenida 25 de Mayo”.

La funcionaria destacó que “esta es la primer etapa de trabajo y nuestro lema es `escribir libro, tener un hijo, plantar un árbol, donar un órgano´. Invitamos a la comunidad a que tenga la posibilidad de plantar su árbol. Para esto estamos convocando a aquellas personas que estén interesadas. Nosotros vamos a proporcionarles los árboles, vamos a hacer los trabajos y el vecino lo que puede hacer cuando se va a plantar el árbol es dar la primera palada de tierra. Después podrán ocuparse de regarlo y cuidarlo de las hormigas en su primer estadio. No necesariamente tiene que ser el árbol que este frente a la casa sí no que puede ser el árbol de la cuadra o cualquier árbol. Lo que estamos buscando es un grado de compromiso, una ayuda y una mejora para la ciudad”.

Los interesados en formar parte de este novedoso programa, deberán inscribirse en la Subsecretaría de Relaciones Institucionales y de Modernización, o a la oficina de Medio Ambiente, Planta Alta de la Terminal de Omnibus.

Los vecinos que quieran participar también podrán inscribirse en el Centro de Atención Al Vecino, llamando al 0-800-333-2281.

“Todos sabemos la importancia que tienen los arboles en la ciudad, no sólo por absorber el dióxido de carbono y emanar oxigeno, sí no también que la ciudades actúan como islas de calor, y el hecho de que la ciudad tenga arboles atenúa las altas temperaturas en el verano”, concluyó Fuoti.