El Intendente puso a en funciones ayer a los delegados de las localidades de Chillar, Carlos Pagella, y 16 de Julio, Pablo Disalvo, así también como al director del Hospital «Horacio Ferro», Gabriel Martinucci y comunicó que la situación económica del municipio no es alentadora.

Para comenzar, el mandatario tomó juramento a los funcionarios que le agradecieron por haberlos convocado así también como a los vecinos que los apoyan en su nombramiento. Por su parte, el jefe comunal manifestó su orgullo por «protagonizar esta parte de la historia que representa el valor más importante que tiene la democracia, que tiene que ver con el juego político de distintos sectores sociales que se posicionan de distinta forma y se da una alternancia del poder». A su vez, declaró que va a trabajar para salir adelante y que el partido de Azul alcanzará «el lugar que se merece».

El mandatario estuvo acompañado por el presidente presidente del Concejo Deliberante, Alejandro Lozano, el Jefe UDAI Azul, Omar Seoane; concejales, funcionarios del Departamento Ejecutivo y una importante cantidad de vecinos.

A continuación, Inza se refirió al estado actual de la comuna, «tenemos en claro que la situación financiera no es de lo más floreciente, vamos a tener que trabajar mucho para sacarlo adelante, sabemos que de alguna manera eso puede llegar a condicionar nuestras acciones pero eso no nos va a hacer temer por lo que vamos a llevar adelante y lo vamos a hacer con el mismo optimismo y pidiéndole ayuda a todos los azuleños, cacharienses y chillarenses que quieran salir adelante”.

Y agregó que “nosotros no estamos acá para tener miedo sino para ir adelante, así que yo me pongo al frente de esto, les pido que me acompañen y me comprendan porque los primeros tiempos no serán los más fáciles. Vamos a tratar de cumplir con las promesas de campaña, si es necesario se trabajará las 24 horas en el municipio para lograrlo”.