El intendente José Inza, acompañado por funcionarios del Departamento Ejecutivo, visitó el resto bar El Ciudadano que se inauguró el viernes por la noche. Cabe recordar que esta construcción, donde funcionó el diario que le diera el nombre, estuvo durante décadas en estado de abandono.

En esta ocasión Neri Lauria, uno de los jóvenes emprendedores que se hicieron cargo del lugar, informó que primero se inaugurará la planta baja y la semana próxima la planta alta destinada a personas mayores a 30 años. “Tenemos muchas expectativas, se trabajó muchísimo para ponerlo en marcha”, señaló.

Consultado respecto a la relación con el dueño del lugar, Florencio Poggio de la ciudad de Olavarría, expresó que “la relación es muy buena, no tuvimos ninguna traba para trabajar de hecho participó de la reconstrucción y nos ayudó en la parte de carpintería”.

Por su parte el Intendente manifestó que “éste es un momento muy importante para nuestra ciudad por el hecho de haber logrado que esto vuelva a funcionar con el esfuerzo de los chicos que propusieron la instalación de un lugar de esparcimiento con características muy novedosas, lo que habla de las inquietudes de los empresarios azuleños”.

En tanto remarcó que “estamos dispuestos a colaborar en la medida en que pueda el municipio y hacer las gestiones necesarias para lo que pueda hacer falta. Estamos apoyando a los empresarios que se van a dedicar a esto y les deseo todo el éxito, no me cabe duda que esto funcionará muy bien”.

Respecto a las características arquitectónicas del resto bar, Carlos Fortunatto del área de Patrimonio y que asesoró a los empresarios, manifestó que “el edificio es de 1890 y volverlo a poner en condiciones nos ha demandado mucho trabajo. El entrepiso que era de madera se transformó en una loza de hormigón para poder utilizarlo. En la parte de abajo funciona una cocina que abastecerá a las dos plantas mediante montacarga y se fueron haciendo adecuaciones propias para un edificio que estuvo pensado para otro fin”.

Para finalizar destacó que “lo importante de esto es rescatar un edificio del siglo XIX para el siglo XXI”.