En la mañana de ayer  se realizó en la iglesia  un responso muy emotivo, para despedir los restos de los tres integrantes de la familia Delucía, accidentada fatalmente el pasado lunes 26.

Muy pocas veces se vio en la ciudad que desde la iglesia saliera más de un coche fúnebre. En esta ocasión fue para despedir a Diego Delucía de 33 años, Vanesa Massaccesi de 31 y Catalina Delucía de tan solo 4 años, quienes murieron en un accidente fatal ocurrido el pasado día lunes por la noche en el Acceso Ulderico Cicaré, cuando la moto en la que viajaban, junto con la otra integrante de la familia, Valentina Delucía, chocó con un camión, producto de la alta velocidad en la que circulaba el último y a la falta de luces en el mencionado acceso.

El resultado de este accidente fue la muerte instantánea de Diego y Catalina, más tarde la de Vanesa quien falleció en el hospital local. Valentina fue traslada en helicóptero a la ciudad de Azul y hoy por hoy su estado de salud es estable.

En la iglesia se realizó el correspondiente responso, entre el llanto y el dolor de los familiares y amigos, y luego del mismo los tres féretros fueron llevados al cementerio local donde fueron inhumados.