El Municipio de Pilar que conduce Federico Achával, anunció un plan integral de infraestructura urbana para la localidad de Lagomarsino, con “obras de cercanía” que apunta a realzar la accesibilidad y conectividad vial, poner en valor el espacio urbano y motorizar la economía local. El el intendente del Frente de Todos busca, con esta iniciativa, potenciar las localidades del distrito con una de puesta en valor del espacio urbano que fomente el comercio local.

“Son obras con una mirada social, que buscan fomentar el desarrollo de los barrios, reconociendo y explotando sus potencialidades, que permitirán conectar a las principales instituciones de la comunidad como la escuela, el centro de salud o el futuro club que comenzará a construirse en breve”, con el desafío de recuperar su identidad y pertenencia, destacan desde el Municipio.

Se trata de una de las localidades más olvidadas del distrito, que bajo la consigna de “empezar por los últimos para llegar a todos”, será beneficiada con una inversión de 330 millones de pesos, mediante un convenio firmado con el gobierno nacional. Los trabajos incluyen la construcción de veredas, asfalto con cordón cuneta, plazas de estacionamiento, colocación de iluminación LED, la puesta en valor de la Ruta 26 y centros comerciales.

“Queremos que tomen este proyecto como propio, vivirlo junto con ustedes y que asuman el compromiso de cuidarlo entre todos. Las obras que trascienden son las que salen del sentir del pueblo y se hacen en conjunto con el Estado”, les dijo Achával a los vecinos y vecinas que lo acompañaron durante la presentación del plan.
Mientras su antecesor, el ex intendente de Juntos por el Cambio, Nicolás Ducoté, se encuentra acorralado judicialmente por un plan millonario de obra pública que nunca completó pese a que las obras aparecen certificadas por el Municipio, Achával trabaja a paso firme para integrar a todas las localidades y generar condiciones de igualdad en materia de calidad de vida, con el compromiso de “zanjar tantos años de olvido” en los que estuvo sumido el distrito.

Habitarla ciudad implica la materialización de un sin fin de actividades que en forma cotidiana vinculan a las personas con el espacio urbano como trabajar, educarse, producir o recrearse. A este ámbito de encuentro e interacción,que suele estar atravesado por distancias, jerarquías y desigualdades sociales es al que apuesta Achával para generar oportunidades y ampliar las posibilidades de desarrollo de las familias de Pilar.

INCENTIVO A LA ECONOMÍA LOCAL

Con obras puntuales y de cercanía, el objetivo de la gestión municipal es que el crecimiento de los centros urbanos vaya acompañado de obras de infraestructura y de los servicios necesarios que permitan además de desarrollar las potencialidades específicas, mover la economía y generar empleo.

Por ejemplo, en el caso de Lagomarsino que limita con Escobar, se realizará la intervención de la Ruta 26 donde se concentra una parte importante del comercio. “Queremos que sea un corredor comercial a la altura del crecimiento que merece la localidad”, sostuvo el intendente, en referencia al proyecto que comenzará a ejecutarse en febrero del año próximo.

El desafío es que mediante la jerarquización de los barrios de la ciudad y los centros comerciales, con accesos, veredas, luminaria, estacionamientos y mobiliario urbano, se active un círculo virtuoso que motorice la actividad económica a través del incentivo al comercio local y al consumo de proximidad.