El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) informó que los restos de cuatro gliptodontes de la especie Glyptodon reticulatus fueron recuperados a orillas del arroyo Vallimanca, cerca de la Laguna San Luis, en el partido bonaerense de Bolívar.

«El hallazgo se produjo casi de casualidad cuando el arriero Juan de Dios Sota se topó con los restos mientras llevaba el ganado a la vera del arroyo Vallimanca», según el organismo.

Los restos aparecieron en superficie debido a la gran sequía que afecta a la zona «que prácticamente dejó parte del cauce del arroyo al descubierto. Allí, en medio del barro, Sota divisó la parte superior de un caparazón y se puso en contacto con las autoridades de la ciudad de Bolívar», explicaron.

El investigador del Conicet en el Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Paleontólogicas del Cuaternario Pampeano (Incuapa), Pablo Messineo, dijo que la particularidad del hallazgo es que los gliptodontes «están en posición de vida y alineados hacia el oeste».

Messineo aseguró que la presencia de esos cuatro animales que aparentemente murieron juntos permitirá, por primera vez, hacer un estudio detallado de ciertos aspectos aún no evaluados, como observar si había dimorfismo sexual -diferencias entre machos y hembras-, o detectar diferencias entre individuos adultos y juveniles.

Los científicos realizarán un detallado estudio tafonómico de los huesos y de los sedimentos para dilucidar como se formó el yacimiento y extraerán muestras de huesos para realizar una datación más precisa.

Los gliptodontes constituyeron un grupo de grandes mamíferos herbívoros acorazados que vivieron durante más de 30 millones de años en Sudamérica hasta su extinción hace aproximadamente 10.000 años conjuntamente con el resto de la megafauna, indicó el paleontólogo José Luis Prado.

Fuente: DIB