Con la finalidad de defender a los consumidores, el intendente municipal Marcos Pisano implementó el control de precios para evitar abusos en los comercios y supermercados de la ciudad.

Bolívar se sumó a los municipios de la provincia que dispuso controles ante posibles abusos en los precios de venta de productos básicos para la prevención del coronavirus y de primera necesidad.
En este sentido, inspectores municipales y personal de OMIC –Oficinas Municipales de Información al Consumidor – verifican que los precios en góndola no superen a los dispuestos en el listado de “precios máximos” emitido por Nación.

El Gobierno Nacional dispuso que desde el 20 de marzo y por 30 días, los precios de alimentos de la canasta básica, bebidas, artículos de higiene personal y limpieza mantendrán, como máximo, el precio que tenían al 6 de marzo pasado.

Esto aplica para hipermercados, supermercados minoristas y mayoristas, minimercados, almacenes y autoservicios.

El Municipio trabaja en diálogo permanente con AFIP local, que en los próximos días, dispondrá de controles que realizarán inspectores de Junín, región a la que pertenece Bolívar por jurisdicción.
Esta es una de las medidas tomadas para garantizar el abastecimiento y controlar el abuso de precios durante la emergencia sanitaria por el COVID-19.

Fuente: Municipio de Bolívar