Esta mañana en su despacho, el intendente Hernán Bertellys se reunió con trabajadores de la Cooperativa de Trabajo Molino Azul Limitada para hacer efectiva una serie de subsidios y dialogar sobre la situación judicial actual tras la quiebra de la firma Molino Nuevo.

En este sentido, el jefe comunal explicó que en tres oportunidades han formalizado pedidos de audiencia ante la jueza que entiende en el caso pero no han tenido respuesta y que intentarán reunirse próximamente con el síndico. Cabe recordar que el emprendimiento se encuentra parado hace ya un año y medio.

En tanto, los trabajadores expresaron que recientemente la planta ha sufrido actos de vandalismo, con robos y daños y al respecto, Bertellys ofreció coordinar un encuentro con el área municipal de Protección Ciudadana para disponer de vigilancia policial en horarios determinados.

En cuanto a los subsidios entregados a 10 trabajadores, se trató de la segunda cuota mensual por 4.000 pesos de las tres que fueron acordadas. También se efectivizó un subsidio por 6.000 pesos para sostener el suministro de gas a la planta, tal como oportunamente se había comprometido el intendente Bertellys. En este caso, recibieron el apoyo económico el presidente de la cooperativa Agustín Zambrana y su tesorero Marcelo Cabrera.

En la ocasión, el mandatario municipal estuvo acompañado por el secretario de Gabinete y Gobierno Alejandro Vieyra, la directora de Desarrollo Social Marisabel Romay y la coordinadora de Economía Social Jessica Córdoba. Participó también el presidente del Concejo Deliberante Pedro Sottile.