Extensa y álgida sesión vivió el Deliberativo de 25 de Mayo, con pronunciados debates durante los cuales algunos concejales no sólo levantaron el tono de voz, sino que también apelaron a la crítica a pares.

Un pedido de informes, aprobado por mayoría, por el basural a cielo abierto que se había gestado en el camino a Blas Durañona y fue tapado con tierra la pasada semana, y la denegada resolución encomendando a la intendente Victoria Borrego de rever la negativa de otorgar el Código de Descuento al gremio UPCN fueron los temas más candentes.
El presidente Héctor Ambrosino cuestionó al radical Diego Canullán sosteniendo que “nos quiere decir cómo dictaminar y cómo debemos votar, ¡una democracia fantástica!”.
Fue más allá José Luis Canullán, del Frente para la Victoria, cuando molesto porque el edil del Partido Federal, Diego Marchesotti, citó a Perón defendiendo “la justicia social” de la solicitud de UPCN para afiliar empleados municipales, dijo que “en un año electoral y pensando en los aplausos, es fácil invocar a Perón, y justo lo hace quien si estuvieran los militares estaría golpeando los cuarteles para entrar”. En respuesta, Marchesotti (foto) cuestionó la “incompatibilidad de Canullán, que es presidente de la Comisión Institucional de Fiestas Populares y recibe ayuda económica de la Municipalidad para organizar el carnaval”.
Entre otros temas, además, pidieron un centro de prevención de adicciones en Riestra, controles en el corralón de la empresa Germano por pedido de vecinos, y la puesta en práctica de la Ordenanza de Acceso a la Información Pública, tema durante el cual Jorge Gallo, del FpV, insistió en que la administración de Borrego “es inoperante” y “no responde los pedidos de informes”.